Cómo congelar huevos de forma segura


Los huevos son uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo, ya que contienen mucha proteína y se pueden preparar de diferentes maneras, por lo que pueden encajar en un gran número de platos. Si quieres saber cómo congelar huevos, sigue leyendo y toma nota de la mejor manera de hacerlo para que su posterior consumo sea totalmente seguro.

Sin duda el huevo es uno de los alimentos más delicados, ya que un consumo inadecuado o en mal estado podría causar una intoxicación, por lo que hay que tener siempre muy claro cuál es la mejor manera de manipularlos.

¿Cómo puedo congelar huevos de forma segura?

  • Es importante destacar que los huevos sí que se pueden congelar, pero no de cualquier manera, por lo que viene muy bien saber cómo para que se mantengan en buen estado hasta que los quieras consumir todos.
  • Antes de congelarlos debes tener en cuenta su estado, si están frescos o si ya los has cocinado de alguna manera. Lo mejor es hacerlo siempre estando frescos, pero no se pueden congelar con la cáscara ya que podrían explotar al aumentar su volumen durante el proceso.
  • Los huevos no deben congelarse cocidos, ya que al descongelarse las claras estarían gomosas y resultaría bastante desagradable comerlas.
  • Es entonces recomendable congelarlos frescos, pero al no poder ser con la cáscara, hay que tener muy claro qué pasos se deben seguir.
  • Abre los huevos y vierte su contenido en un recipiente que sea similar a una cubitera, que tenga espacio suficiente como para en un apartado meter un huevo entero. Te puede servir el molde para hacer magdalenas.
  • Mete el recipiente en el congelador y deja pasar unas cuantas horas, hasta que los huevos se hayan congelado por completo.
  • Una vez que ya están, puedes sacarlos del molde y meter cada huevo en una bolsita individual, que tenga cierre hermético. Esto hará que no absorban olores de otros alimentos que pueda haber en el congelador.
  • Si lo prefieres, también puedes congelar las yemas y claras por separado para que tanto su textura como su sabor se conserven por completo. Las claras las puedes congelar con el mismo método que el huevo entero, en moldes y después bolsitas herméticas. Para las yemas, es recomendable batirlas y añadirles sal o azúcar, según la receta que creas que vas a hacer con ellas cuando las vayas a utilizar.
  • Otra opción a la hora de congelar huevos es batirlos enteros previamente, y después los puedes poner en una bolsa hermética. Cuando los descongeles serán perfectos para hacer tortillas, huevos revueltos, quichés, etc.
    separado, si la textura y el sabor no te convencen, siempre puedes prescindir de esta parte.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *