Cómo aprender técnicas de concentración


La concentración es muy necesaria en muchos momentos, especialmente cuando pasas mucho tiempo estudiando o realizas un trabajo que requiera que estés concentrado para hacerlo bien. Si quieres saber cómo aprender técnicas de concentración, sigue leyendo y te damos las claves para que puedas sacarles el mayor partido.

Mejorar la concentración sin duda hace que podamos desempeñar mejor nuestro trabajo, estudiar mejor o, en definitiva, realizar mejor cualquier tarea que se nos ponga por delante.

Consejos para aprender técnicas de concentración

  • Mejorar la capacidad de concentración: una de las claves para mejorar tu capacidad a la hora de concentrarte es dedicar un tiempo determinado a la tarea que vas a realizar, evitará que te distraigas con otras cosas para no pasarte de ese límite que te has fijado. Esto te ayudará a concentrarte más y mejor, aunque sea en un principio por solo 5 minutos, ya irás añadiendo tiempo según vaya mejorando tu capacidad de concentración.
  • Meditación: la meditación es una actividad muy beneficiosa que no solo ayuda a relajarse, también mejor tu capacidad de concentración cuando dedicas 10-20 minutos cada día a practicarla. Al meditar, la cabeza se mantiene despejada y te concentras tanto en tu respiración como en tu cuerpo, y esa habilidad que adquieres con la práctica la puedes trasladar a cualquier momento en el que necesites concentrarte.
  • Lectura: dedicar tiempo a leer es otra de las técnicas de concentración que puedes utilizar, por ejemplo estar durante 30 minutos leyendo sin parar y sin pensar en nada que no tenga que ver con lo que estás leyendo. Si te sabes concentrar ante un libro, sabrás concentrarte ante cualquier otra cosa, ya que tendrás esa capacidad, solo hay que saber emplearla en otras actividades. Bloquea todas las distracciones mientras lees, por ejemplo poniendo el móvil en silencio o en modo avión para que no te molesten las notificaciones.
  • Una cosa a la vez: una de las causas de perder la concentración es que se pretenden hacer varias cosas a la vez, ya que eso dispersa la mente y no es efectivo. Dedica todas tus capacidades a lo que estás haciendo, y si recuerdas que tienes que enviar un mensaje o fregar los platos, apúntalo y lo haces al acabar, si interrumpes la tarea para eso perderás más tiempo y, lo que es peor, perderás la concentración.
  • Rutina: establece una rutina para cuando necesitas concentrarte, hacer siempre lo mismo te ayudará a tener todos los pasos pautados y no salirte de lo que tienes que hacer.
  • Dormir: las horas de sueño afectan mucho a las capacidades mentales, especialmente cuando duermes poco. Duerme al menos 7-8 horas diarias para que tu mente pueda estar despejada cuando te levantes.
  • Ejercicio: hacer deporte o ejercicio es fundamental para despejar la mente de las obligaciones y tareas diarias, además de para renovar energías y sentirte motivado para cualquier tarea o actividad que debas realizar.
  • Lugar: elige el lugar adecuado para realizar esa tarea, y procura que sea un espacio despejado en el que no tengas muchas distracciones para que no te cueste más de lo debido poder concentrarte.
  • Organización: es fundamental para poder concentrarse que lo tengas todo bien organizado, sobre todo las cosas que tienes que hacer, así no perderás tiempo ni concentración en saber lo que tienes que hacer en cada momento. Es importante también que tu espacio de trabajo esté bien organizado y ordenado para que no haya distracciones con cosas fuera de lugar.
  • Descansa: el cansancio hace que las capacidades de concentración se reduzcan, por lo que es muy importante que cada cierto tiempo te tomes un descanso de 10-15 minutos para tomarte algo, caminar o lo que sea que te ayude a distraerte ese momentito.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *