Cómo aprender a ducharse con agua fría sin resfriarse


Ducharse con agua fría tiene una serie de beneficios que no debemos pasar por alto. Aunque puede asustarnos un poco nos ayudará a mantener la circulación, deja la mente, incrementa la oxigenación y activa el metabolismo. Una forma de conseguir que nuestro cuerpo se active y mejore su actividad con un esfuerzo que no serán tan grande si empezamos con buen pie. El miedo al resfriado desaparecerá de igual forma que el temor ante la sensación de agua fría. Toma nota de cómo aprender a ducharse con agua fría sin resfriarse.

Pasos para aprender a ducharse con agua fría sin resfriarseCómo aprender a ducharse con agua fría sin resfriarse

En algún momento de nuestra vida nos habremos duchado con agua fría, es una experiencia que no tiene que ser traumática, sino más bien todo lo contrario. Un canto a la vida y a la salud que podremos implementar con estas pautas.

Es momento de darse una ducha fría. Con el buen tiempo es menos traumático ponerse debajo del chorro de agua fría. Disfruta de la experiencia, mentalízate que se trata de un proceso de lo más natural. La naturaleza te ofrece este elemento en estado puro y tú lo recibes de todo corazón.

Ve bajando la temperatura, puedes empezar con una ducha templada y darte los últimos 10 segundos, cronometrados y sin hacer trampas de frío. Ve aumentando los segundos poco a poco, permite que el cuerpo se acostumbre a una sensación que inicialmente le parecerá extraña. En una semana podrás ducharte cada vez con más segundos de agua fría.

Haz ejercicio primero. Una ducha de agua fría nada más salir de la cama es un golpe de realidad demasiado duro. Este proceso solo es apto para aquellos valientes que han servido en el ejercito durante años o no notan el frío, aunque estén a -5 grados al salir a la calle. Si vas con manga larga en mayo, será mejor que actives primero el cuerpo, haz ejercicio y suda un poco, no será tan brusco el cambio de temperatura.

Mantén el propósito, no falles ni un día. En el gimnasio, en casa o en cualquier parte, la ducha fría será una obligación. Al final de este proceso conseguirás una ducha fría que te activará por completo y te ofrecerá una gran variedad de beneficios. Deja que el agua lo más natural posible llegue hasta ti y te cubra de buenas sensaciones. El agua fría tiene una serie de beneficios que te ayudarán a sentirte mejor y activar todo tu cuerpo.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *