Aplica el método egipcio para dormir bien cuando hace calor ahorrando en aire acondicionado


Ahorrar en aire acondicionado es una necesidad en estos tiempos de factura de la luz al alza, el método egipcio nos permitirá conseguirlo las noches más calurosas de verano. Dormir bien pasa por evitar el calor de estos días en los que los termómetros superan los grados que son necesarios para dormir mejor. El método egipcio nos ayudará a dormir frescos durante todo el verano con unos sencillos trucos que serán fundamentales para conseguir conciliar el sueño en unos minutos refrescando todo nuestro cuerpo a la perfección.

Este es el método egipcio para dormir bien cuando hace calor ahorrando en aire acondicionado

Bajar la temperatura del cuerpo es lo que determinará que se pueda dormir bien durante las noches más calurosas. Para conseguir realizarlo se necesita hacer uso de unos trucos totalmente prácticos que podemos aplicar siempre que sea necesario. Las sábanas serán la clave principal del éxito del método egipcio.

Humedecemos las sábanas con un poco de agua. Podemos colocarlas en la lavadora unos minutos antes son un poco de suavizante con un toque de lavanda. El olor y el frescor de las sábanas nos ayudará a descansar mejor por la noche. Bajaremos la temperatura del cuerpo aplicando una superficie más fría que nos sirva para mantenernos en plena forma.

La sábana superior es que enfriaremos para que consiga ese efecto. También podemos aplicar agua o humedad a través de un pulverizador al colchón. Dormiremos con esta parte de la cama húmeda que conseguirá que el cuerpo se sienta mejor, más fresquito. Los colchones refrigerados se han convertido en un básico en que invertir una buena cantidad de dinero, especialmente si vivimos en zonas con veranos muy intensos.

En lugar de mojar las sábanas podemos potenciar la sensación de frescor mojando unas toallas que nos aplicaremos encima durante la noche. Este tipo de pela mantiene el frescor durante más tiempo que la sábana. Nos ayudará a estar en plena forma durante estas noches en las que el termómetro no pare de subir.

Con la temperatura de la cama más baja se puede dormir mejor. El calor es algo que nos afecta y que provoca más de un problema de salud. Darse una ducha previamente, intentar orientar la cama o las habitaciones en las partes más frescas de la casa es fundamental. Las ventanas y puertas abiertas para que la habitación se ventile correctamente y potencie aún más el método egipcio.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *