85 inolvidables frases de El Principito (y su significado)


¿Alguna vez has leído El Principito? De seguro has escuchado alguna que otra frase, como la tan conocida escena de la rosa y El Principito o del zorro, amigo inseparable del protagonista de esta hermosa historia.

Existen frases y reflexiones en esta obra que, aunque parezcan sencillas, te dejan con una sensación de profundidad que hace que veas el mundo de una manera muy distinta y puedas descubrir la belleza que existe en cada rincón de esta.

La magia comienza con un destello del alma y esa es la razón del porqué traemos a continuación las mejores e inolvidables frases de El Principito para que puedas reflexionar con esta magnífica obra.

Inolvidables frases de El Principito

El famoso cuento infantil de Antoine de Saint Exupéry es considerado como literatura clásica y con la hermosura de sus citas sabrás la razón de ello. Vamos a descubrir los mejores extractos, pensamientos y reflexiones de una obra fundamental y llena de ternura y sabiduría.

1. Cuando uno está muy triste son agradables las puestas de sol.

El contacto con la naturaleza de forma relajante puede servir para reflexionar y hacernos sentir mejor.

2. Al primer amor se le quiere más, al resto se le quiere mejor.

Hay quienes dicen que el primer amor te marca toda la vida.

Principito

3. El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.

Las cosas importan en relación al tiempo invertido, mientras más tiempo invitamos en algo, más importante y valioso será para nosotros.

4. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.

Es muy complicado ver nuestros errores sin tratar de justificarnos inconscientemente en el proceso, cuando logramos esto somos capaces de mejorar un poco más como personas.

5. Lo esencial es invisible a los ojos.

Las cosas invisibles a nuestra vista son curiosamente las que más valor tienen.

6. Es un acto demasiado a menudo descuidado, dijo el zorro. Significa establecer lazos.

A veces tendemos a relacionarnos con personas que no son buenas para nosotros, pero de las cuales nos cuesta despegarnos.

7. Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.

Debemos explorar más caminos, probar cosas distintas para adquirir experiencia y mejorar en la vida.

8. Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo.

Las cosas no siempre son lo que parecen, en una persona aparentemente simple podemos encontrar un mundo maravilloso. O una oscura tormenta.

9. Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas…

Hasta que enfrentamos momentos de cambio no sabemos verdaderamente qué tan fuerte somos.

10. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien.

Tendemos a restarle importancia a nuestros instintos, pero, lo cierto es que solo siguiendo lo que nuestro corazón podemos ser realmente felices.

11. Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día cada uno pueda encontrar la suya.

Ese deseo de saber si algún día seremos capaces de destacarnos entre todos.

12. Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada.

Debido al estilo de vida que hemos adoptado nos concentramos en hacer y acumular cosas materiales.

13. Cuando encuentras un diamante que no es de nadie, es tuyo. Cuando encuentras una isla que no es de nadie, es tuya. Cuando eres el primero en tener una idea, la haces patentar: es tuya. Yo poseo las estrellas porque jamás nadie antes que yo soñó con poseerlas.

Debemos aprender a aprovechar las oportunidades que se nos presentan, tomarlas, tomar nuestras ideas y hacerlas verdaderamente nuestras.

14. Si tú me domesticas, tendremos necesidad uno del otro.

Cuando te tomas el tiempo de conectarte con alguien, se crea la necesidad de siempre tenerlo a tu lado.

15. Las espinas no sirven para nada; son pura maldad de las flores.

Hay algunas actitudes de los seres humanos que simplemente buscan dañarnos. Debemos aprender a reconocer estas actitudes y luchar contra ellas.

16. Solo hay que pedir a cada uno lo que cada uno puede dar.

Es injusto pedirle a alguien lo que no puede dar, solo haremos que se frustre consigo mismo pensando que no es suficiente para nosotros.

17. Las cosas más bellas del mundo no se pueden ver ni tocar, se sienten con el corazón.

Los elementos más valiosos de nuestra vida son aquellos que aceleran el corazón.

18. Compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos.

Debemos trabajar duro y constante a través de vivencias para construir una amistad.

19. El principito, que me hacía muchas preguntas, jamás parecía oír las mías.

Es importante estar con personas que nos escuchen, pero también saber prestar atención a lo que dicen.

20. Será necesario que soporte dos o tres orugas si quiero conocer las mariposas.

Al igual que las mariposas pasan por una etapa de orugas para llegar a ser tan bellas, nosotros debemos pasar momentos malos que nos hagan crecer.

21. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…

Se trata de personas irrepetibles que llegan para enseñarnos lecciones que nos servirán y acompañarán toda la vida.

22. A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: ‘¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?’ Pero en cambio preguntan: ‘¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?’ Solamente con estos detalles creen conocerle.

Pareciera que cuando crecemos perdemos nuestra habilidad para preocuparnos por las cosas importantes y empezamos a preocuparnos por las cosas del mundo material.

23. Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.

A veces ante las cosas que son desconocidas, la curiosidad nos gana y nos lleva a tratar de resolverlas.

24. Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.

Los niños siempre siguen a su curiosidad, que haga falta para saciar su apetito de conocimiento.

25. ¿Los hombres?, El viento los lleva, pues no tienen raíces y no tenerlas les causa amargura.

Avanzar en la vida sin tener un lugar al cual llamar hogar es algo que indudablemente pesa.

26. Las palabras son fuente de malentendidos.

Debemos tener mucho cuidado con lo que decimos y la manera con la que lo decimos.

27. Eres el dueño de tu vida y tus emociones, nunca lo olvides. Para bien y para mal.

Nosotros somos responsables directos de nosotros mismos, nadie más lo es.

28. Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca, pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas.

Las personas mayores, no siempre son fuente de sabiduría.

29. Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…

Mientras que los adultos parecen avanzar a tientas por la vida, los niños pequeños avanzan con la seguridad del que sabe lo que quieren.

30. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres.

Hay personas que nos hacen tan felices que provocan emoción en nosotros cuando el tiempo se acerca a la hora de convivir con ellas.

31. La autoridad aceptada descansa ante todo en la razón.

No podemos hacer lo que otros quieran si no tienen un punto válido por el cual hacerlo.

Zorro

32. Pero las semillas son invisibles. Duermen en el secreto de la tierra hasta que a una de ellas se le ocurre despertarse.

Las semillas así como las ideas o los sentimientos pueden permanecer ocultos hasta que no pueden evitar salir a la luz.

33. Que los volcanes estén extinguidos o se despierten es igual para nosotros. Lo interesante es la montaña del volcán y esta nunca cambia.

A veces lo único que importa en alguien, es lo que podemos ver a primera vista y más si nos atrae.

34. Nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números.

Las cantidades poco importan, es más importante la calidad y esto es algo que los niños pequeños entienden muy bien.

35. Es muy triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo.

Un amigo es una extensión de nosotros mismos, y olvidarlo sería olvidar esa parte que le entregamos con tanto cariño.

36. Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.

No debemos frustrarnos por qué un sueño no resulta, simplemente debemos aprender de los errores cometidos para mejorar.

37. No era más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

Nuestros amigos son los seres más especiales ante nuestros ojos.

38. Él se enamoró de sus flores y no de sus raíces, y en otoño no supo qué hacer.

Los amores superficiales pocas veces suelen perdurar. Ya que se derrumban ante el más mínimo cambio.

39. No se debe nunca escuchar a las flores. Solo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.

Por más encantadora que sea una persona, eso no es garantía de que tengan un interior igual de hermoso.

40. Para algunos, los que viajan, las estrellas son sus guías.

Los viajeros son capaces de ver la belleza en cada elemento de la naturaleza.

41. Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

Aunque de adultos seamos capaces de comprender más, somos ciegos en entender las cosas sencillas.

42. Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar entre millones y millones de estrellas, es suficiente mirar al cielo para ser feliz pues puede decir satisfecho: “Mi flor está allí, en alguna parte…

Cuando se es capaz de ver a alguien por como es y no por su físico, se convierte en amor verdadero.

43. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado.

Cosechas lo que siembras y las consecuencias sólo son el resultado de tus actos.

44. Nunca está nadie contento donde se encuentra.

La zona de confort no es un lugar que nos haga crecer, sino un espacio que nos retiene.

45. Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido.

En muchas ocasiones solo somos capaces de valorar a las personas especiales, cuando se alejan de nuestro lado.

46. Los hombres ocupan muy poco lugar sobre la Tierra… Las personas mayores no les creerán, seguramente, pues siempre se imaginan que ocupan mucho sitio.

Nunca debemos pecar con tener una mente cerrada, pues nos hacen seres egoístas.

47. Hay que reconciliarse con la creatividad que teníamos de niños.

¿Por qué hay que dejar de soñar cuando crecemos?

48. Nadie le creyó a causa de su manera de vestir. Las personas mayores son así.

Los adultos tienden a juzgar por lo que ven a primera vista. Lamentablemente mientras más ropa de marca se tenga, más valor adquiere una persona.

49. Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.

Los vanidosos no son capaces de empatizar con los demás, sino que se enfocan en garantizar sus propios intereses personales.

50. Bebo para olvidar que soy un borracho.

La bebida es un refugio temporal en el cual no nos podemos sentir a gusto.

51. Cuando se quiere ser ingenioso ocurre que se miente un poco.

Tendemos a exagerar y crear más escenas de las necesarias solo para impresionar.

52. Nada en el universo sigue siendo igual si en alguna parte, no se sabe dónde, un cordero que no conocemos ha comido, o no, a una rosa.

Las cosas no son percibidas de la misma manera por todas las personas, ya que cada quien tiene su propio sistema de creencias.

53. Creo que para escapar se aprovechó de la migración de una bandada de pájaros silvestres.

Suele pasar que intentemos escapar de un problema, resguardandonos entre las actividades de los demás.

54. En el planeta del principito había, como en todos los planetas, hierbas buenas y hierbas malas y, por lo tanto, semillas de unas y otras.

En cualquier parte del mundo existen personas buenas y personas malas.

55. Los hombres de tu planeta cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín… sin embargo no encuentran lo que buscan.

Muchos hombres se enfocan en tener más y más, pero se siguen sintiendo vacíos.

56. Para estar a gusto con uno mismo, no hay que ser tan serio.

Es necesario disfrutar de lo que vivimos para poder ser felices.

57. Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria.

Solemos creer que alguien es irremplazable, cuando en realidad somos a nosotros a quien reemplaza.

Rosa

58. Es tan misterioso el país de las lágrimas.

Cada quien llora por la magnitud que considera de sus problemas.

59. Los hombres se meten en los trenes, pero no saben dónde van ni lo que quieren. Entonces se agitan y dan vueltas.

Muchos tienden a ser imprudentes, en lugar de tomarse el tiempo de analizar lo que quieren y lo que necesitan para conseguirlo.

60. ¡Bueno! Te admiro, pero ¿para qué te sirve?

Es importante que las personas a las que queremos lo sepan, porque a veces no lo saben.

61. Tener un amigo es un verdadero privilegio y si uno se olvida de ellos se corre el riesgo de volverse como las personas mayores que solo se interesan por las cifras y los números.

Un amigo es un activo invaluable en nuestra vida, no importa cuánto tiempo pase.

62. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, el pueblo hará la revolución. Yo tengo derecho a exigir obediencia, porque mis órdenes son razonables.

No porque creamos que algo es correcto, realmente lo es.

63. Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo.

Los verdaderos amigos son capaces de alegrarme con tus dichas.

64. Tomarse tiempo para uno mismo es la clave de la felicidad.

Es importante que seamos un poco egoístas si esto nos ayudará a mejorar.

65. Cuando mires al cielo, por la noche, como yo habitaré en una de ellas, como yo reiré en una de ellas, será para ti como si rieran todas las estrellas. ¡Tú y solo tú tendrás estrellas que saben reír!

Cuando damos lo mejor en una relación, esa persona nos anhela en cualquier momento.

66. Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras.

Hay que recordar que las acciones de las personas hablan más fuertes que sus promesas.

67. Te miraré de reojo y tú no dirás nada.

No hace falta comunicarse cuando las personas están conectadas.

68. Reconoceré el sonido de tus pasos que serán distintos de todos los demás. Los otros pasos harán que me esconda bajo la tierra. Los tuyos, en cambio, me harán salir de mi madriguera como una música.

Cuando queremos a alguien, podemos reconocer cada parte de su ser de una manera especial.

69. Hay que lanzarse a descubrir cosas nuevas.

¿Por qué debemos quedarnos solamente con lo que sabemos?

70. Si un cordero come arbustos, se comerá también las flores ¿no?

No porque alguien haga algo una vez, significa que haga lo mismo todo el tiempo.

71. Yo puedo juzgarme a mí mismo en cualquier parte y no tengo necesidad de vivir aquí.

Cuando tenemos la capacidad de conocernos, podemos discriminar entre lo que nos hace bien y lo que nos retiene.

72. Uno se expone a llorar un poco, si se ha dejado domesticar…

Tendemos a mostrar nuestras emociones cuando confiamos en alguien más.

73. Es útil, pues, para mis volcanes y para mi flor que yo las posea. Pero tú, tú no eres nada útil para las estrellas…

Hay que saber reconocer cuándo somos útiles para algo y cuando no lo somos para otra cosa.

74. El amor verdadero empieza cuando no se espera nada a cambio.

Cuando alguien nos ama es porque sale de su corazón y no porque esté obligado a corresponder.

75. Los baobabs comienzan por ser muy pequeñitos.

Las cosas grandes suelen tener un principio sencillo.

76. Conozco un planeta donde vive un señor muy colorado, que nunca ha olido una flor, ni ha mirado una estrella y que jamás ha querido a nadie.

Hay hombres que nunca en su vida han sido realmente felices.

77. ¿Qué es un rito? Es lo que hace que un día sea diferente de los demás y una hora de las otras.

Un rito es algo que hacemos en una ocasión especial, con gente muy querida.

78. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.

Debemos preocuparnos por el planeta de la misma forma en que nos preocuparnos por nuestra apariencia.

79. Estar atravesando una tormenta, no significa que no te dirijas hacia la luz del sol.

Porque tengas un problema, no significa que no puedas mejorar.

80. Para los sabios las estrellas son motivo de estudio y para mi hombre de negocios, eran oro.

Donde hay personas que ven cosas por su belleza natural, otros observan su valor monetario.

81. Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas.

Amar implica que la otra persona pueda ser feliz, así no camine a nuestro lado.

82. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.

Nunca temas amar, porque te recompensarán con más amor.

83. Son recuerdos para cinco minutos después, para dentro de un año o para siempre.

Los recuerdos son preciosos tesoros que perduran en nuestra vida.

84. Debí haberla adivinado de su ternura, detrás de sus pobres astucias. ¡Las flores son tan contradictorias! Pero yo era demasiado joven para saber amarla.

Perdemos la oportunidad de amar a personas queridas por nuestra ignorancia.

85. Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo un motivo importante para ello: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otro motivo, además: esta persona mayor puede entenderlo todo, hasta los libros para niños. Tengo aún un tercer motivo: esta persona mayor vive en Francia, donde padece hambre y frío. Tiene mucha necesidad de ser consolado. Si todos estos motivos no son suficientes, quiero, entonces, dedicar este libro al niño que una vez fue esa persona mayor. Todas las personas mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan).

Todos los adultos fueron niños alguna vez, con sueños e ilusiones para su futuro. Pero que a veces, al llegar a ese futuro olvidan cómo sonar de nuevo.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *