80 frases de pésame con las que dar consuelo a alguien


La muerte es una parte inevitable de la vida, marca el fin de todos aquellos acontecimientos que hemos tenido el placer de experimentar y aunque es un sentimiento amargo, muchas culturas hacen hincapié en verla como un proceso natural, el cual no debe estar empañado sólo con llantos y tristezas, sino también con respetos y buenos recuerdos de esa persona que siempre se quedarán en nuestra memoria por el resto de nuestra vida.

Por ello, hemos traído en este artículo frases ideales con las que podemos ofrecer nuestro más sentido pésame a alguien y dar consuelo cuando pase por esta experiencia.

Frases de pésame con las que dar consuelo a alguien

Sin embargo, es natural que los sentimientos de dolor e incluso ira salgan a flote cuando se pierde a un ser querido y por ello es necesario saber qué decir y cómo decirlo, ya que algunas personas valoran más el silencio durante este proceso, mientras que otras agradecen el consuelo que se les ofrecen.

Aquí tienes nuestra recopilación de frases de pésame con las que dar aliente y apoyo emocional a una persona que ha perdido a un familiar o a un amigo muy próximo.

1. Recuerda siempre a los que se van con su mejor sonrisa.

la muerte no debe ser vista con tristeza o rencor, sino como un proceso natural de la vida.

2. Su muerte no debe ponernos tristes, entendamos que ahora su espíritu está tranquilo, mientras estuvo entre nosotros fue muy feliz.

Siempre debemos pensar primero en la tranquilidad que la persona fallecida debe estar agradeciendo.

3. Que mis condolencias te porten consuelo y que mis oraciones aligeren tu dolor por esta pérdida.

Sin embargo, no hay que desestimar el impacto fuerte que causa la partida de alguien a sus familiares.

4. Siempre estaré aquí cuando me necesites. Que su alma descanse en paz.

Algo que siempre es apreciado en los pésames, es el apoyo que se le brinda a esa persona.

5. No me atrevo a decir que entiendo tu dolor. Pero me gustaría estar cerca de ti, para ofrecerte toda mi voluntad, mi consuelo, mi afecto y mi amor.

No importa que no experimentemos lo mismo, podemos tener la capacidad de comprender el dolor de la muerte.

6. No existen palabras para describir lo mucho que lamento tu pérdida.

A veces es mejor admitir que no se tienen palabras de consuelo adecuadas.

7. Que el recuerdo de esa persona te ayude a superar estos momentos difíciles.

Una buena forma de honrar a los muertos es recordarlos con felicidad.

8. Que mis condolencias te traigan consuelo y que mis oraciones aligeren tu dolor por esta pérdida.

Habla desde la profundidad de tu corazón.

9. A veces es difícil obtener consuelo de las palabras, pero espero que las mías pueden transmitirte lo mucho que siento tu pérdida.

No importa que no tengas un discurso preparado, habla con honestidad y brinda todo tu apoyo.

10. Las personas solamente mueren cuando sus seres queridos las dejan de recordar. Él fue una persona excepcional que siempre estará en nuestros recuerdos.

Aunque no esté en cuerpo presente, los recuerdos de esa persona prevalecerán por toda la eternidad.

11. Aunque estés lejos de nosotros, te tenemos reservado un espacio en nuestros corazones.

La muerte de una persona no significa que vas a sacarla de tu corazón.

12. Que nuestras flores y oraciones lleguen a nuestro amado ser querido que nos ha dejado tan pronto.

Las oraciones y buenos deseos siempre son apreciados en cualquier momento.

13. En estos difíciles momentos que estás pasando, recuerda que cuentas con el apoyo de toda tu familia.

Cuando una ser querido fallece, el mejor lugar para refugiarse es en el corazón de la familia.

14. Por favor recuerda que nunca estas solo. Siempre estamos aquí para ti. Mis condolencias.

Recordarle a la persona que no está sola en estos momentos tan difíciles puede ayudar a superar el dolor.

15. Aquellos que amamos nunca mueren, simplemente se van antes que nosotros.

La muerte es inevitable, pero no el amor que siempre dejarán con nosotros.

16. No soy capaz de decir que entiendo tu pena pero sí que puedes contar conmigo para apoyarte en estos duros momentos.

A pesar de que te falten las palabras, demuestra con tus acciones tus condolencias.

17. Espero que en estos momentos tan duros te sientas de algún modo acompañado, por todos nosotros.

La compañía en momentos de dolor es muy agradecida.

18. Estoy a disposición de tu familia; hoy y siempre.

Si no encuentras las palabras correctas para decir, entonces ofrece tu disposición para cualquier necesidad.

19. El recuerdo de un sentimiento puede durar una vida, y yo no voy a olvidarte.

Generar buenos pensamientos, es una excelente forma de distraer la mente de la pérdida.

20. Mis más sinceras condolencias ante la pérdida de tu familiar. Mi corazón está contigo en estos momentos de mayor aflicción.

A veces las condolencias son las palabras más sencillas.

21. Cuando alguien querido muere no hay forma de evitar la tristeza y tener pena, pero tenemos la paz que nos da saberlo en el paraíso junto a Dios.

Otra forma de traer consuelo a alguien es recordarle que la persona fallecida está ahora en un mejor lugar.

22. Hay ausencias que son muy difíciles de llenar pero sabes que cuentas con todo mi apoyo para superar este difícil momento.

No subestimes nunca el impacto doloroso que causa una muerte.

23. Hemos compartido muchos momentos de la vida y, en estos días difíciles, quiero que sepas que comparto tus sentimientos y estaré cerca si me necesitas.

En estos momentos, más que ninguno es cuando tienes que ser empático.

24. Te deseo sanación y paz. Mis condolencias.

Los buenos deseos también son válidos para la familia que está sufriendo.

25. Después de las lágrimas y las despedidas quedarán solo los buenos momentos que compartiste con él. Mientras tanto, cuenta con todo mi apoyo.

Recuérdale a esa persona que, aunque el dolor sea muy fuerte hoy, la esperanza espera mañana..

26. Quería hacerte saber que siento mucho la pérdida de tu familiar. Que descanse en paz.

Palabras sencillas, pueden ser la mejor forma de ofrecer consuelo.

27. Cuando hay amor, la muerte no puede separar totalmente a dos personas y quien se va sigue viviendo en la memoria de quien se queda.

El amor que deja esa persona debe ser más fuerte que su ausencia.

28. Piensa en que tuviste la oportunidad de compartir momentos maravillosos con una persona fantástica y que todos tus amigos estamos aquí para ayudarte a superarlo.

Los recuerdos son solo otra forma de manifestar el legado que esa persona dejó contigo.

29. Sentimos muchísimo su dolor. Ahora sabemos que tenemos un angelito que nos cuidará.

Las personas que ya no están en el plano terrenal, lo están en espíritu a nuestro alrededor.

30. Deja que sus recuerdos inunden tu mente, traigan calidez a tu corazón y te guíen hacia adelante.

Cuando esa persona se sienta sola y desdichada, hazle saber que las memorias pueden ser un consuelo especial.

31. Ni las nubes del cielo ni la luz del sol son tan bellos como su recuerdo.

Es en la ausencia cuando apreciamos de una forma impensable a esa persona que se ha ido.

32. No sé cómo puedo ayudarte a sanar tu dolor, pero me gustaría saberlo. Necesito que sepas que estás en mis oraciones y que te deseo bien.

Una parte de consolar a una persona que atraviesa un duelo es escuchar lo que necesita desahogar.

33. Cuando perdemos a un ser querido aquí en la tierra, ganamos un ángel en el cielo que vela por nosotros. Que te consuele saber que ahora tienes un ángel que te cuida.

Saber que de alguna manera, esa persona nunca se va, sino que su esencia queda con nosotros es más que reconfortante.

34. Mantenla viva en tu corazón y sabrás que tu mami estará presente en todo momento para ti.

Pero para que podamos sentir a esa persona, es necesario recordarla con alegría.

35. No hay dudas de que su ausencia se sentirá, pero es sólo una sensación porque siempre estará con nosotros en nuestros corazones.

El dolor de la pérdida está sobre todo en nuestra mente.

36. Después de que las lágrimas se secan y el adiós se haya dicho, tenemos que aferrarnos a los recuerdos felices que hayamos compartido con nuestros seres queridos que ya hayan partido.

Los recuerdos de las acciones de las personas, es la manera de mantenerlos vivos por siempre.

37. Quería hacerte saber que siento profundamente tu pérdida. Aunque las palabras no sean consuelo, espero que sepas que estoy aquí para ti.

Solo exprésate con honestidad, aunque no sepas elegir bien las palabras a decir.

38. Se podrá haber escapado de nuestra vista, pero jamás de nuestros corazones.

Una persona es eterna en nuestros corazones.

39. Día a día pienso en ti, en cada momento de mi vida, tu recuerdo está en mí.

Honra a los que se fueron, preservándolos cada día en tu mente.

40. Oraremos para que tu descanso sea eterno y al lado de nuestro Creador.

Saber que esa persona está en el cielo con Dios, alivia el dolor de su partida.

41. Quien pasó por nuestra vida y dejó luz ha de resplandecer en nuestra alma para toda la eternidad.

Una persona nunca será olvidada si sus acciones dejaron buenos momentos.

42. Hoy y siempre, que los recuerdos de amor te traigan paz, consuelo y fuerza.

Para superar la tristeza, los recuerdos felices son la mejor cura.

43. La muerte se lleva consigo un dolor que nadie podrá sanar, pero el amor deja un recuerdo que jamás nadie podrá robar.

Una frase ideal para consolar a cualquier persona que atraviesa un duelo.

44. Siento mucho tu pérdida. Me gustaría invitarte a cenar y platicar acerca de todos los buenos momentos que tuvimos con esta persona.

Ofrecer una escucha activa a la persona que ha perdido a su ser especial es una buena manera de demostrar aprecio y consuelo para el futuro.

45. Deja que tus recuerdos inunden tu mente, traigan calidez a tu corazón y te guíen hacia adelante.

Los recuerdos felices no solo ayudan a alguien a superar el duelo, sino a seguir adelante con la vida.

46. No tengo palabras adecuadas, pero puedo escucharte todo el tiempo que quieras.

Más que ofrecer palabras de consuelo, las personas desean sentir que pueden desahogar sus emociones.

47. Qué honor y qué bendición haberlo conocido. Fue una verdadera bendición en mi vida y lo extrañaré profundamente. Mis condolencias.

Comparte los recuerdos para preservar la memoria de alguien.

48. En este doloroso y difícil momento te envío mis sinceras condolencias por esta pérdida, también te envío mi cariño, y compartir mi fortaleza contigo para ayudarte a superar tan difícil trance.

Demostrar tu cariño también es una forma excelente de consuelo.

49. Las palabras me parecen inadecuadas para expresar mi sentir por el deceso de tu familiar. Estoy aquí, ofreciéndote mis sinceras condolencias, y estoy aquí para ayudarte en tu proceso de duelo.

Si no sabes qué decir, entonces es mejor que ayudes en cualquier cosa que necesiten.

50. Sé que es difícil creer que ya no esté con nosotros, pero recuerda que nunca morirá aquello que mantengamos vivo en nuestro corazón y en nuestro recuerdo.

Una hermosa reflexión del recuerdo valioso que las personas fallecidas dejan con nosotros.

51. La felicidad que mostró en vida y la paz que alcanzó en su fin, es lo que debemos tener presente.

Se debe recordar a las personas que se van de nuestro lado en su mejor momento, en sus momentos felices y de paz.

52. En los momentos débiles y dolorosos Dios es tu roca, tu refugio, tu consuelo y apoyo.

Cuando todo parece oscuro y confuso necesitamos un apoyo, algo en lo cual sostenernos y ese algo puede ser Dios y la religión.

53. Nadie puede entender lo dura que es una separación, cuando una de nuestras preciosas gemas nos deja. La buscas y no podemos encontrarla, le hablas y no te puede escuchar, esperas y no llega. Solo nos queda el recuerdo eterno de nuestro familiar en nuestros corazones.

Separarnos de una persona querida, especialmente de algún familiar es algo horriblemente doloroso, a tal punto que nunca se supera totalmente; solo se aprende a vivir con ello.

54. Una oración, una flor, una vela y tristes lágrimas de dolor en tu tumba. Mis condolencias.

Cuando alguien se va, buscamos realizar gestos de ofrenda para guiar su camino y calmar nuestra mente.

55. La muerte se ha llevado su cuerpo, pero su espíritu siempre estará con nosotros, por siempre en nuestros corazones.

Algunas creencias orientales, dictan que cuando se ama a alguien una parte de nuestra alma se queda con ellos por siempre.

56. Hemos compartido muchos momentos de la vida y, en estos días difíciles, quiero que sepas que comparto tus sentimientos y estaré cerca si me necesitas.

Cuando acaba la vida de alguien, comienza el dolor de aquellos que pertenecen a su entorno. Apoyarlos siempre los ayudará.

57. Nada es más doloroso que la partida de alguien a quien amas. Mi más sentido pésame.

Reflejar empatía con quienes amaron a la persona que se fue, hará que sepan que pueden contar con nosotros.

58. Me rompe el corazón verte así; estaré a tu lado en todo momento para cuando me necesites, amigo.

Debemos asegurarnos de dejar en claro que sin importar que desee estaremos ahí para apoyarlos.

59. Mientras estuvieron juntos siempre pasaron bellos momentos y aunque hoy estés triste por su descanso eterno, siempre debes recordarla como la feliz persona que fue. Te doy mis condolencias.

Hablar con los dolidos y recordarles los momentos felices que pasaron junto a su ser querido en primera instancia puede parecer que hará que se sientan peor pero, la realidad es que los reconfortaremos.

60. La pena que sentimos en este instante es muy grande, pero el amor que sentimos será aún mayor pues él está dentro de nosotros por siempre.

Sin importar el dolor, tarde o temprano seremos capaces de sobrellevarlo puesto que el amor que sentimos hacia ese alguien reinará sobre cualquier otro sentimiento.

61. Espero que estas condolencias llenen un poco tu corazón y que pronto encuentres el consuelo que necesitas para pasar tu duelo.

Expresar nuestras condolencias es fundamental para mostrar nuestro apoyo.

62. Sé lo que es sentir que nada puede llenar tu vacío, pero por favor, mantente fuerte y apóyate en mí cuando lo necesites.

Acabar con el dolor de un corazón roto es muy difícil, pero si apoyamos a los dolidos, lo lograrán más rápido.

63. Tú y tu familia están en mi corazón y en mi mente. Mis condolencias por tu pérdida.

Esta frase puede ayudar a recordar a esa persona, que aunque haya perdido una parte importante para él o ella, debe mantenerse fuerte pues aún hay personas importantes en su vida.

64. Nadie es reemplazable cuando el amor es tan grande. Llora su partida, pero reponte en su honor y sigue con el ánimo y alegría que te caracteriza y que a él siempre le gustó. Dios te ayudará.

Cuando algo como una pérdida llega, es esencial llorar lo que haga falta para exteriorizar ese dolor y poder seguir adelante.

65. Mi pésame a tu familia por la reciente pérdida de tu familiar. Sé que es difícil de soportar en estos momentos, pero hay que recordar que este es tan solo el fin de la vida física y el inicio de la vida eterna. Que mi amistad y oraciones te aligeren tu dolor durante estos momentos.

Un consuelo muy grande para aquellas personas religiosas es que su ser querido se encuentra en un mejor lugar, y en algún punto se reencontraran.

66. Siento mucho el dolor que te ha provocado la pérdida de uno de tus seres queridos, hoy te acompaño en tu dolor y te expreso mis más sentidas condolencias por su partida.

Acompañar aunque a veces no sepamos que hacer o que decir, simplemente apoyar en silencio hará una gran diferencia.

67. Un alma hermosa, llena de amor y de fe ha ascendido al cielo, lejos de mí. Pero también se ha acercado a Dios, y ha dejado atrás días de dolor y sufrimiento.

Aceptar que nuestro ser querido se encuentra en un mejor plano es fundamental para superar su pérdida.

68. Hoy no está donde estuvo, pero siempre estará en nuestros corazones. Que Dios le de descanso y paz a su alma.

Sin importar como hayan acabado las cosas, debemos guardar y atesorar los momentos importantes y felices con nuestro ser querido.

69. No intentemos saber o entender por qué se fue de nuestro lado, la vida es así, ahora está descansando en paz eternamente.

Buscar una razón para la muerte solo lleva a la desesperación y frustración, simplemente debemos aceptarla, sufrirla y superarla.

70. Las palabras no podrán secar tus lágrimas y los abrazos no podrán aliviar tu dolor. Pero aférrate a los recuerdos que tienes, ya que por siempre prevalecerán.

Aunque ya no se crearán más momentos junto a esa persona, tenemos en nuestra mente todos esos por los que le llegamos a amar.

71. No podrás olvidar su presencia, sólo aprenderás a vivir con su recuerdo.

Debemos entender, que superar una muerte, no significa que implicaría olvidar a la persona, superarla significa aprender a seguir adelante con ese recuerdo eterno; está bien que duela pero no que nos destruya.

72. Que su alma descanse en paz. Creo firmemente en que Dios lo aceptará con los brazos abiertos por todo el bien que hizo mientras estuvo con vida en esta Tierra.

Saber que nuestro ser querido está en un lugar mejor por la calidad de persona que fue, es el mejor de los consuelos.

73. Aquellos a los que amamos no se van jamás, caminan junto a nosotros día a día.

Las enseñanzas que nos dejan nuestros seres queridos nos acompañarán siempre y es una forma en la que aún están con nosotros.

74. Si mi abrazo fue lo suficientemente fuerte como para quitarte el dolor, me gustaría no terminarlo nunca.

Las palabras sinceras de ayuda muchas veces son mejor que cualquier frase exageradamente elaborada.

75. Cuando la razón falle, reza por obtener paz. Yo también estaré rezando por ti.

La fé y la religión son sin duda dos grandes aliados para sobrellevar la muerte cuando se es religioso.

76. Pido a Dios que te abrace con su paz, que te cubra con su amor y puedas sentir su presencia en estos momentos difíciles.

Aunque se crea inútil, transmitir nuestra energía positiva a alguien que lo está pasando mal, tarde o temprano esta hará efecto en él.

77. Te ofrezco mis pensamientos, oraciones y buenos deseos durante este momento de oscuridad en tu vida

Acompañar y dar apoyo incondicional es sin duda lo que más debemos hacer.

78. Espero que estas palabras, salidas del fondo de mi corazón, te demuestren que no estás solo.

El corazón puede ser el más sabio consejero en estos casos.

79. Vive tu luto, llora, sufre. Pero entiende que nunca estarás solo en su dolor. Estoy aquí para ayudarte. Cuenta conmigo.

Debemos hacerle ver a las personas dolidas que llorar está bien, pero que no están solos en el sentimiento.

80. Recuerda que te quiero y que me importas.

Las palabras simples suelen sentirse más reales, más sinceras y eso vale mucho más

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *