24 mitos griegos más conocidos (y su significado)


La gran cultura de Grecia no solo es la cuna de magníficas historias mitológicas que han despertado la fantasía humana, sino además es el lugar de nacimiento de importantes pensadores cuyas ideas fueron la base para los más importantes descubrimientos o disciplinas del mundo.

Es una cultura rica en literatura, anécdotas históricas, imperios, caídas y levantamientos. Quizás por eso se ha mantenido tan firme en la historia.

Existe también un misticismo que rodea a toda la civilización griega desde los tiempos de su inicio y que, hasta el día de hoy nos siguen causando intriga mientras al mismo tiempo ayudan a ser inspiración para nuevas creaciones artísticas y dejan unas cuantas valiosas lecciones que serán longevas en el tiempo.

¿Conoces algún mito o historia interesante griega?

Tanto si es así o no, te invitamos a que sigas leyendo este artículo y descubras los mitos más conocidos de la cultura griega y el significado que se les otorga.

Algunos datos interesantes sobre los mitos griegos

La mitología griega es igual de encantadora que sus tierras o su gente y es por ello que debes conocer algunas curiosidades para saber sus orígenes.

1. Origen por canto

Antes, la mitología era conocida porque se transmitía a las personas en forma oral, a través del canto y los discursos de bardos o aedas, quienes eran artistas oficiales del canto que recitaban las leyendas o poemas épicos de los dioses y los personajes mitológicos, acompañados de la melodía de un instrumento de cuerda típico como la cítara.

2. Textos sobrevivientes

Una vez que comenzaron a vislumbrarse los primeros signos de la escritura en la civilización, se documentaron estos mitos y leyendas para preservarlos en la historia. Los ya conocidos son aquellos que lograron sobrevivir a los cambios del tiempo y donde es posible apreciar la visión de los griegos sobre el mundo, su comercio, sus artesanías, su arquitectura, las prácticas de su religión y su forma de establecer su cultura.

3. Historias en el teatro

Para los griegos, las historias transmitidas a través de la dramaturgia y la actuación eran muy significativos, se convirtió en otra forma de relatar la historia. Era muy común que las personas se reunieran en plazas para disfrutar de una obra de teatro épica, las cuales se inclinaban con frecuencia hacia la tragedia. Como las derrotas o los giros desgraciados de los personajes heroicos.

4. Inicio de la literatura

Como ya fue mencionado, los mitos también sirven de inspiración para crear nuevas obras y ese fue justo el caso cuando se inició la literatura griega. Donde era posible apreciar obras de poesía épica, como las famosas historias de Odisea e ilíada de Homero.

Mitos más conocidos de la antigua grecia y su significado

A continuación te explicamos cuáles son los 24 mitos griegos más famosos, y te los resumimos.

1. La caja de Pandora

Es quizás uno de los mitos griegos más conocidos de toda la historia mundial, el cual nos deja la valiosa lección de que caer en la tentación puede traer consecuencias y que la esperanza es lo último que se pierde.

Pandora fue la primera mujer creada por Zeus, quien pidió a Hefesto, su maestro de herrería y escultura, que hiciera a una mujer tan hermosa, dotada y capacitada como los inmortales, para que ningún hombre pudiese resistirse a ella. Sin embargo, también exigió que portara algunas características negativas como la seducción, la curiosidad, la mentira y el gusto por los vicios.

Pandora fue creada con el propósito de tomar venganza para Zeus, por el descaro de Prometeo al robar su fuego y dárselo a los humanos. así que llevó a Pandora hacia el hermano de este, Epimeteo, con el cual contrajo nupcias y se le otorgó una vasija como regalo de bodas. Pero bajo ninguna circunstancia esta debía ser abierta.

Sin embargo, presa de la curiosidad está decidió dar un vistazo y al abrir la vasija, liberó todos los males del mundo que Zeus había encerrado en esta. Cuando logró cerrarla, en su interior quedó atrapado el espíritu de Elpis, la deidad que simboliza a la esperanza.

2. El rapto de Perséfone

Perséfone era hija de Zeus y Deméter, diosa de la naturaleza y el cultivo, quién se inclinaba a vivir distante del resto de los dioses. Según el Himno Homérico, Deméter era cortejada por otros dioses quienes llevaban regalos para ella y su hija, pero ella los rechazó a todos y prefirió llevar una vida pacífica y simple.

Un día, mientras Perséfone recogía flores con algunas ninfas, fue repentinamente raptada por Hades, dios del Inframundo, quién estaba embelesado por la joven y la quería tener consigo. Haciéndola así diosa del inframundo junto a él.

Al enterarse de este acto, Deméter decide castigar a las ninfas por no proteger a su hija y las convierte en sirenas, mientras que la tierra se vería descuidada, marchita e infértil debido a la gran tristeza de esta madre quién iba en búsqueda de su hija.

Zeus tras no soportar la desdicha de la tierra, envía a Hermes para obligar a Hades que regrese a Perséfone y este accede, pero tenía un truco bajo la manga. Le dice a Hermes que su condición para liberarla es que no coma ningún alimento del inframundo, para luego darle a Perséfone unas semillas de granadas para llevar en el camino. Al ver que las ha comido, Perséfone debe retornar al inframundo durante 6 meses porque ya no pertenece por completo al mundo de los vivos.

De aquí nace la leyenda de las estaciones del año pues, cuando es primavera y verano, es cuando Perséfone está con su madre y en la época invernal, la naturaleza decae tras la tristeza de Deméter por el alejamiento de su hija al inframundo.

3. Hércules y los 12 trabajos

Este mito nos enseña el valor de superarnos a nosotros mismos ante las adversidades, pero a tener cuidado con los logros obtenidos pues, estos pueden convertirse en nuestra ruina.

Hércules, también conocido como Heracles, fue conocido como uno de los más grandes y legendarios héroes de la mitología griega. Pero fue justamente su valor lo que desencadenó la furia de la diosa Hera, además del hecho de ser hijo de su esposo Zeus con una mortal y que este sería rey. Por lo que puso un encantamiento sobre él para que asesinara a su propia familia.

Al despertar y ver lo que había hecho, Hércules se aisló del mundo, pero luego fue encontrado por su hermano quién lo convenció de ir al Oráculo de Delfos para redimirse. Este le encargó ir con Euristeo, el rey que tomó su legítimo lugar al nacer, dándole 12 trabajos que debía cumplir en 12 años bajo su servicio:

  • Asesinar al león de Nemea con sus propias manos
  • Matar a la Hidra de Lerna
  • Capturar a la Cierva de Cerinea
  • Tomar con vida al Jabalí de Erimanto
  • Limpiar los establos de Augías en solo un día
  • Matar con sus flechas a las Aves del Estínfalo
  • Domar al toro de Creta
  • Robar las yeguas de Diomedes
  • Hurtar el cinturón de la Reina Amazónica, Hipólita
  • Hacerse con el ganado de Gerión
  • Robar las manzanas doradas del jardín de las Hespérides
  • Raptar al perro guardián del inframundo, Cerbero

Hércules cumplió con todas sus tareas y fue expiado de sus pecados.

4. Perseo vs Medusa

El rey Polidectes de Sérifos, le encargó a Perseo la imposible tarea de traer la cabeza de Medusa, para erradicar el mal que hacía al mundo. Solo había un enorme problema, una mirada de Medusa y cualquiera se convertiría en piedra.

Dotado con grandes armas, como un escudo reflectante, un espejo de Atenea y el casco de la oscuridad de Hades que lo volvía invisible, Perseo, con astucia y determinación logró infiltrarse en los terrenos de Medusa y cortar su cabeza.

Se dice que durante su regreso, el mar rojo se manchó con la sangre de Medusa, tornándose de este color y otorgando el nacimiento de las cobras egipcias e incluso se dice, de los Pegasos. Logró petrificar al dios Atlas para que sostuviese el cielo por toda la eternidad y finalmente entregó la cabeza de Medusa a Artemisa para que esta la colocara en su escudo.

5. El talón de Aquiles

Un mito que hoy en día nos enseña que, todos tenemos un punto débil, incluso el más fuerte de todos. Sin importar qué tan grande o sencilla sea nuestra debilidad, es algo que significa mucho para nosotros.

Aquiles fue un grandioso héroe, reconocido por su batalla en la guerra de Troya. Se decía que era un hombre conocido como ‘El de los pies ligeros’, con una increíble agilidad, velocidad, astucia, valentía y fuerza. Valorado y admirado por sus compañeros de batalla, tanto que nadie podía hacerle un simple rasguño en su cuerpo. Pero, en una de estas, lastimosamente fue alcanzado por una flecha en su talón, por parte del Príncipe Troyano, Paris. El cual su único punto débil, desgarrando su tendón y lo llevó a la muerte.

¿Por qué si Aquiles era tan poderoso una flecha en el talón lo asesinó? Se dice que Aquiles era hijo de Peleo (líder de los Mirmidones en Ftía) y Tetis, ninfa de los mares. Está, al desear tener un hijo inmortal y no conseguirlo, decide bañar por completo a Aquiles en el río Estigia, pero al sostenerlo por su talón, este no tocó el agua y quedó como el talón de un mortal.

6. Prometeo y su robo del fuego

Era originalmente uno de los Titanes que poblaban la tierra antes de la llegada de los dioses Olímpicos. Estos, fueron derrocados por Zeus y condenados la Tártaros, pero Prometeo logró salvarse de dicho castigo. La leyenda cuenta que él y su hermano Epimeteo, eran amigos de los seres humanos y constantemente desafiaban a los dioses otorgando conocimientos y herramientas a los humanos para que adquiriesen poder y no se subyugaran ante los dioses.

La mitología griega señala que Prometeo y Epimeteo eran los encargados de dar la vida a los animales y a los humanos, pero fue Prometeo quien le dio la capacidad de erguirse y pensar. Cosa que provocó la ira de Zeus y prohibió a los humanos de hacer uso de elementos naturales como el fuego.

Al percatarse de la carencia de los humanos por el castigo de Zeus, Prometeo decidió robar el fuego del carruaje del dios del sol Helios para entregárselo a los humanos, con la finalidad que pudieran calentarse durante el frío e iluminar su camino y sus casas en la oscuridad.

7. El nacimiento de Afrodita

Conocida como ‘La que surgió de la espuma’, es la diosa del amor y la belleza, hija de Zeus y madre de Eros, era regocijada y alabada entre los mismos dioses y los humanos por su increíble belleza y gracia. Su nacimiento tiene dos orígenes, el más conocido como hija de Zeus y Dione, quien se decía fue la primera esposa de éste, antes de ser reemplazada por Hera. Su otro origen se remonta al mito de Cronos arrancando las partes íntimas de su padre, las cuales tras haber sido arrojadas al mar, junto a su sangre y semen, nace Afrodita.

Sea como fuese su origen, es representada por los artistas erigiéndose en una concha de mar, con la espuma del mismo a su alrededor, entre el asombro de los pobladores que se encontraban a su lado. Esta diosa además era conocida por su gran egocentrismo, evitando que otras doncellas fuesen más hermosa que ella.

8. La leyenda de Pegaso

Lo conocemos como los hermosos caballos alados que podían volar por los cielos y permanecer en la tierra. Era el caballo predilecto de Zeus. Se dice de su origen que fue creado a partir de la sangre derramada en el océano, proveniente de la cabeza cercenada de Medusa por Perseo. Es representado de color blanco o negro y poseen dos alas grandes que le permiten volar y cuando está en los aires mueve sus patas como si en realidad galopara por la tierra.

Tras su nacimiento, este fue al Olimpo para colocarse a disposición del dios Zeus, otorgándole el rayo con el que se le representa. Era un fiel corcel para el mismo dios y por ello se ganó el respeto de los otros dioses. Tiempo después fue descrito en la historia del héroe Belerofonte, quien dio muerte a la temida Quimera.

9. La isla de las Amazonas

Las amazonas eran conocidas por ser un grupo de mujeres salvajes, fuertes y estrictas. Vivía en la isla de Terma, donde actualmente se encuentra el mar negro en Turquía. Se decían que eran astutas y temibles guerreras las cuales vivían gobernadas por la Reina Hipólita y en la cual no era bienvenida la presencia de los hombres. Sin embargo, estas se relacionaban sexualmente con sus vecinos más cercanos, los Gargarios para continuar con su legado.

Las amazonas solamente se quedaban con sus hijas hembras y si, un niño nacía en su lugar era sacrificado, abandonado, entregado a sus padres o castrado y cegado para servir a las guerreras. En muchos textos, estas son las enemigas naturales de los dioses del Olimpo, enfrentándose a numerosas batallas contra ellos y los griegos en general. Todas las mujeres amazonas eran educadas y adiestradas a realizar labores del campo, la caza y la guerra.

10. El canto de las Sirenas

Otra leyenda mitológica corta pero muy conocida, el canto de las Sirenas que podían embelesar y enloquecer a cualquier hombre que navegara por el mar, con el único propósito de cazarlo y llevarlo a las profundidades del mar para asesinarlo. Las sirenas son mencionadas en varios textos, como lo fue en el caso del rapto de Perséfone, donde Deméter castigó a las ninfas convirtiéndolas en sirenas por no haberla protegido. Pero su aparición más resaltante fue en la Odisea, donde trataron de hundir la embarcación de Ulises.

Eran representadas de dos maneras: Con cabeza y rostro de mujer pero cuerpos de aves y el más conocido, con el torso de una mujer pero en lugar de piernas, tienen una cola de pez. Poseen además un encantadora voz y un melodioso canto que ningún hombre puede resistir.

11. Edipo rey

Una de las tragedias dramáticas más conocidas de la mitología griega y el nombre que Freud le otorgó a una etapa del desarrollo psicosexual infantil. Edipo era hijo del rey de Tebas, Layo, el cual había sido informado acerca de una profecía del Oráculo, la cual mencionaba que al tener un hijo varón, este lo mataría para quedarse con su trono y desposaría a su esposa y propia madre del niño. Por lo que Layo decidió abandonarlo, pero tiempo después fue encontrado por unos pastores quienes lo llevaron ante el rey de Corinto Pólibo y su esposa quienes lo adoptaron y criaron.

Tiempo después y ya siendo un joven, visitó al Oráculo de Delfos para averiguar la verdad sobre sus padres ya que sospechaba que no eran sus padres biológicos. Pero este solo le advirtió que él mataría a su padre y se casaría con su madre. Edipo, temiendo que eso ocurriese se alejó de su hogar y fue hacia Tebas, donde en mitad de camino se encuentra con Layo y su heraldo, tuvieron una discusión y una riña que terminó en la muerte de Layo, sin que Edipo supiera su verdadera identidad.

Luego, Edipo se encuentra con la Esfinge, un monstruo que aterrorizaba a los visitantes de Tebas, matándolos si no respondían a su acertijo, cosa que este logro hacerlo y fue premiado con el trono de Tebas y el poder desposar a la viuda del rey, quien en realidad era su madre.

Poco después cayó una plaga terrible en la ciudad de Tebas, producto del asesinato del antiguo rey y cuya única salvación era hacer que su asesino pagara por su crimen. Edipo realizó un viaje para descubrir la identidad de dicho asesino y no solo se entera que ha sido él, sino que además en su hijo biológico y el de su antigua esposa (quien ahora era mujer de Edipo).
Tras esto, Edipo se sacó los ojos, maldijo a sus hijos y fue vagando por el mundo hasta morir en Colono, arrepentido por su destino.

12. Eros y Psique

Una historia que nos demuestra que el amor puede contra todo, si se tiene confianza en la pareja, pero sobre todo que los errores pueden enmendarse. Todo comienza con Psique, la menor de las hijas del rey de Anatolia, quien además de ser hermosa poseía inteligencia, cosa que hizo enojar a la diosa Afrodita pues, no podía soportar que otra mujer fuese más bella que ella y menos una mortal.

Por lo que en castigo, envió a su hijo Eros para que clavara una de sus flechas en ella, cosa que la haría enamorarse del hombre más repugnante, cruel y nefasto que pudiese existir. Sin embargo, cuando este la ve, se enamora perdidamente de ella y arroja la flecha al mar, llevándose a Psique a su palacio para protegerla y amarla. Pero para evitar la furia de su madre, le niega a su nueva amante conocer su rostro, por lo que solo la visita en la oscuridad de la noche.

Un día, Psique le comenta que extraña a sus hermanas y quisiera visitarlas, Eros accede pero le advierte que ellas pueden intentar separarlos. Psique al encontrarse con sus hermanas le cuenta sobre su nuevo esposo, pero no puede decirles que no sabe su identidad, con artimañas sus hermanas logran sacarle toda la información y le aconsejan encender una lámpara en la noche para ver su rostro pues está siendo presa de un engaño vil.

Psique hace lo que sus hermanas le han dicho y descubre el rostro de Eros quien, decepcionado por su traición se aleja de ella. Arrepentida, Psique confiesa todo a la diosa Afrodita y le pide en ruego que la ayude a recuperar el amor de su hijo, indignada y aún más furiosa que antes, esta le encarga cuatro tareas imposibles para una humana. Siendo la última, devolverle la belleza a Eros que ha perdido por su decepción.

Psique emprende un viaje al inframundo para pedir a Perséfone un poco de su belleza, la cual envuelve en una caja para no dañarla, sin embargo, al finalizar su viaje, decidió abrirla para tomar un poco de la belleza para sí misma, creyendo que así Eros la amaría por siempre, sin saber que, al abrir la caja saldría un vapor que duerme la mente de los muertos al llegar al inframundo.

Eros logra alcanzarla a tiempo para remover el vapor de sus ojos pues, la había seguido en silencio por su viaje de redención, perdonándola en el acto. Finalmente pidió permiso a Zeus y a su madre Afrodita para casarse con Psique, los cuales accedieron y Zeus recompensó a Psique con la inmortalidad.

13. La caída de Cronos

Se puede decir que este mito dio paso a la historia de los dioses olímpicos. Esta ,mitología habla sobre el Titán principal Cronos, quien toma el mando del mundo durante la era dorada tras derrotar a su padre, Urano. El cual, tiempo después para evitar que sus hijos que vuelvan más fuertes que él y lo derroquen, se come a Poseidón, Hades, Deméter, Hestia y Hera. Pero, su esposa Rea, temiendo por el destino de su sexto hijo próximo a nacer, pide a la diosa Gea, madre de Cronos y ella que le ayude salvar a su hijo.

Así, Rea da a luz en un lugar oculto de Cronos y le entrega a este una piedra envuelta en un pañal que se come, sin sospechar nada. Existen muchas variaciones de la crianza de Zeus, hay quienes afirman que de su cuidado se encargaron unos cantantes ambulantes, otros que fue una ninfa y algunos dicen que fue su propia abuela quien lo crió.

Sin embargo, ya adulto, Zeus se hace con la responsabilidad de asesinar a su padre y liberar a sus hermanos, los cuales siguieron creciendo normalmente en el estómago de Cronos. Para finalmente encerrarlo en el Tártaros.

La era donde reinó Cronos fue denominada ‘Era dorada’ porque las personas vivían de manera justa y pacífica. No existían las leyes pero era debido a que no existía la inmoralidad.

14. La Osa Mayor

Esta mitología representa la vida trágica de Calisto, una de las doncellas que servían en el templo de Artemisa, quienes se consagraban devotamente a ella, por lo que debían hacer un voto de castidad y dedicarse casi exclusivamente a la caza. Sin embargo, Zeus la deseaba y quería estar con ella, por ello un día se disfrazó de Artemisa para seducirla y así poder copular con ella.

Lo que sucedió después fue que Artemisa tras notar el vientre abultado de Calisto y ella reconocer que estaba embarazada tras un engaño por Zeus y por culpa de la misma diosa, esta la desterró. Hera, tras enterarse del hecho, castigó a Calisto transformándola en un oso que luego murió por una de las flechas mortales de Artemisa. Pero rogando por protección para su hijo, Zeus le concedió la inmortalidad convirtiéndola en la constelación de la Osa Mayor.

15. El reflejo de Narciso

Un claro ejemplo del efecto negativo que tiene el egocentrismo por sobre la empatía. Este mito griego habla sobre Narciso, un joven sumamente apuesto y engreído, que sabiendo el impacto que causaba en los demás, se mofaba de las declaraciones de amor que le hacían tanto mujeres como hombres por igual.

Todo iba bien, hasta que un día recorriendo el bosque, se encontró intrigado por una melodiosa voz que solo repetía ¡Por aqui, por aqui! Siguiendo la voz, se encontró a una ninfa quien embelesada por su belleza, abrió los brazos para ir tras su encuentro, pero Narciso la rechazó con crueldad, a lo que la ninfa llamada Eco, se desvaneció y solo quedaron sus palabras en el viento.

Esta ninfa ya se había ganado la ira de Hera, debido al encanto de sus palabras, por lo que la diosa la castigó quitándole su voz, solo dejando un eco a su paso. Pero, la diosa de la venganza, Némesis se apiadó de la joven y enojada con el atrevimiento de Narciso, lo condenó a enamorarse de su propia imagen, obteniendo la muerte a cambio.

Un día, para tomar agua, Narciso se reclinó sobre una fuente, donde las aguas cristalinas le mostraron su reflejo, encontrándose con una criatura de suma belleza y de la cual se enamoró con locura y tras ir a su encuentro, terminó ahogándose.

16. Orfeo y Eurídice

Una historia de amor y tragedias. Orfeo era conocido por ser un virtuoso músico de la lira, el cual al tocarla cualquier alma quedaba en absoluta paz, por lo cual se decía que podía incluso domar a las fieras. por lo cual era muy admirado y respetado entre los humanos. Gracias a su talento, enamoró a una joven llamada Eurídice con la cual contrajo nupcias y vivieron una hermosa relación.

Hasta que un día, la joven fue mordida por una serpiente lo cual le provocó la muerte. Desesperado fue hasta el inframundo donde con su canto logró amansar a Cerbero y conmovió a Hades y Perséfone. Así que, por su valentía y amor, le concedieron el poder llevarse a su esposa de vuelta al mundo de los vivos, siempre y cuando caminase frente a ella y no se volviese a verla hasta que salieran y el sol bañáse por completo sus cuerpos.

Así lo hizo, pero por la emoción al salir quiso ver a su esposa sin percatarse que aún parte de su cuerpo estaba en las sombras, por lo que Eurídice se fue para siempre al inframundo. Orfeo tiempo después se unió a la expedición de Ulises y los Argonautas para protegerlos del canto de las sirenas y una vez que este murió, su alma pudo reencontrarse con su amada, dónde están juntos para toda la eternidad.

17. El caballo de Troya

Una de las leyendas mitológicas más conocidas alrededor del mundo, tanto por la osadía de los griegos como por la épica batalla que se dio en estos tiempos. El mito se desarrolla en medio de la guerra entre los griegos y los troyanos, más en específico tras la muerte del héroe griego Aquiles. El adivino Calcante advirtió la conquista de Troya tras una visión que tuvo, en la cual debían desistir de asaltar la ciudad con la fuerza y utilizar la astucia en cambio.

Por lo que Odise, ofreció sus conocimientos para crear una treta que engañaría a los troyanos. Por lo que fabricaron un caballo de madera gigante con el interior hueco, el cual albergaba a los soldados. La idea era que los troyanos creyesen que era un símbolo de la derrota de Grecia. Por fortuna el plan salió a la perfección y los soldados se hicieron con la ciudad, conquistandola y llevando a la caída de Troya.

18. El reino de Sísifo

Este mito es reconocido por ser una lección del precio a pagar por la avaricia y el engaño. Se trata del rey de Éfira, Sísifo, el cual poseía una gran astucia e inteligencia pero era sumamente avaricioso y manipulador. Enojado por este hecho, Zeus intentó castigarlo acusándolo de haber robado una ninfa y tras el cual, su padre Asofo exigió el castigo de que el rey fuese llevado al inframundo.

Pero, al estar allá se las ingenió para engañar a Thanatos invitándolo a cenar y encerrándolo en su celda para poder escapar. Cosa que enfureció a Hades, quien ahora pidió su retorno al inframundo. pero de nuevo el rey astuto ideó un plan para evitarlo. Le pidió a su esposa que no rindiera honores al morir, así cuando se enfrentó a Hades el rey le pidió ser devuelto a la tierra para resarcir el error de su esposa. Hades aceptó y le exigió que regresara días después pero nunca lo hizo.

Como castigo final, Zeus y Hades le impusieron la tarea de empujar una roca pesada por una montaña hasta llegar a la cima y posarla allí. Sin embargo, la montaña era igual de inclinada por el otro extremo, haciendo que la piedra volviese a caer. Así que debía repetir la tarea por la eternidad.

19. El origen de Medusa

Medusa no siempre fue una criatura aterradora con el cabello transformado en miles de serpientes, en realidad era una joven sacerdotisa muy hermosa y dotada del templo de Atenea. Devota fiel a la diosa y sus principios. Sin embargo, el dios de los mares Poseidón, la deseaba con intensidad y se coló en el templo de Atenea para forzar a Medusa a estar con él, la diosa ante tal ofensa a la causa de su templo, condenó a Medusa a ser una horrible monstruosidad que espantara a los hombres, pero que fuese generosa con las mujeres.

Siendo injusta su condena, Medusa permaneció con un rencor eterno hacia los dioses y los hombres, quienes aún se veían atraídos por ella por sus curvas y su sensual andar hasta que los convertía en piedra. Al ver esto, Atenea se enojó aún más y exigió a Perseo traer a cabeza de Medusa, cosa que terminó realizando con éxito.

20. Mito de Aracne

Este mito dió origen al aprecio del arte de tejer. Comienza con una joven, hija de un tintorero cuya habilidad para tejer y bordar era reconocida por todos. Tanto así que por las calles rondaba la creencia que su maravillosa habilidad había sido un regalo de la diosa Atenea. Pero, en lugar de agradecer este cumplido, Aracne se burlaba de la ingenuidad de las personas por su admiración a los dioses olímpicos y se jactaba de que su talento era único y propio.

Enojada por la ofensa hacia ella, la diosa Atenea se disfraza de mortal para desafiar a Aracne a un concurso de tejido y bordado, con el fin de enseñarle una lección de humildad a la joven. Sin embargo, aunque Atenea logró bordar un exquisito paisaje de su victoria sobre Poseidón, Aracne tejió con una claridad asombrosa, veintidós escenas de las infidelidades de los dioses.

Entonces, Atenea reconoció el talento natural de la muchacha, pero eso no aplacó su furia ante tan insulto de su parte, por lo que destruyó su tela y la avergonzó frente a todos. Lo cual llevó al suicidio de la joven para que perdonasen su ofensa. Atenea, se apiadó de su alma y la convirtió en una araña y su hilo en telaraña para que enseñase al mundo su perfección a la hora de tejer.

21. Teseo contra el Minotauro

Teseo era conocido por ser un gran héroe de la mitología griega, quien gobernó la ciudad de Atenas, Se dice que es hijo de Poseidón y por ello poseía características tan valerosas como fuerza y agilidad sobrehumana. El mito comienza cuando, para celebrar el coraje de los jóvenes, el campeón de la ciudad de Atenas se enfrentó al hijo del rey Minos, quien salió victorioso, aunque el antiguo rey de la ciudad no aceptó tal humillación y ordenó su ejecución.

Lo cual provocó la ira del rey Minos y declaró la guerra entre Cretas y Atenas, lo cual trajo desdicha y hambruna a esta ciudad, para detener esto, se había llegado a un acuerdo donde cada año se debían entregar a siete jóvenes hombres y siete muchachas como sacrificio para el Minotauro.

Teseo no estaba de acuerdo con ello, así que se ofreció como sacrificio voluntario, con la intención de derrotar al Minotauro. Al llegar se encontró con la hija del rey Minos, Ariadna, ambos se enamoraron y decidieron ayudarse mutuamente. Por lo que la joven le entregó un ovillo de hilo de oro para que encontrara la salida del complicado laberinto.

Una vez logrado su cometido, Teseo escapó junto a Ariadna, pero fueron obligados a detenerse en una isla debido al mal tiempo, por lo que no se percató que la princesa había bajado del barco y este se fue sin ella. También, olvidó cambiar las velas de su barco negras, por unas blancas que indicaban su regreso a salvo.

El rey, al ver las velas negras creyó que su hijo había muerto, por lo que se arrojó al mar. Al enterarse de esto, Teseo bautizó al mar Egeo, como su padre en su honor.

22. Ícaro cayendo del cielo

Ícaro, quien era hijo de Dédalo, el creador del laberinto del rey Minos y en el cual mantenía cautivo al Minotauro. Tuvo que pagar de forma injusta por el trabajo de su padre pues, para que nadie conociese la ubicación del Minotauro, el rey decidió encerrar de por vida a Dédalo y a su hijo en lo alto de una de sus torres.

Decidió a escapar, Dédalo estudiaba sus oportunidades, aunque no podía hacerlo por tierra o por mar, gracias a que el rey Minos controlaba ambos. Por lo que su mejor opción era el aire pero ¿cómo iban a lograrlo?. Dédalo trabajó en dos pares de alas tejidas a partir de las plumas de las aves.

Al fin terminado su trabajo, ambos emprendieron vuelo pero Dédalo advirtió a su hijo que no podía volar tan cerca al sol porque derretiría la cera que mantenía unida las plumas. Sin embargo, este no hizo caso y maravillado por el paisaje, el brillo y el calor del sol se acercó más a este, para lograr tocarlo. Provocando que la cera se derritiera y él cayera al vacío y hacia su muerte.

23. La cojera de Hefesto

Uno de los hijos de Zeus y su esposa Hera, quien desde niño demostró tener una gran habilidad para crear objetos con una utilidad asombrosa y una creatividad que iba más allá del ingenio. Superdotado y habilidoso, fue criado en el Olimpo, donde su trabajo de herrería, ingeniería y escultura eran dignos de admiración, por lo cual era muy respetado entre los dioses. Una de sus más reconocidas creaciones era la de las sandalias aladas que permitían a la persona volar.

Hasta que se ganó la ira de su padre, tras rescatar a su madre por un castigo que él mismo le había impuesto. Zeus lanzó un rayo hacia él, cuyo impacto lo envió directo a la tierra e hizo que se lastimara el pie, de allí su eterna cojera. Zeus lo condenó a permanecer en la isla en la que había aterrizado para siempre.

Hefesto decaído, intentó recobrar fuerzas creando cosas, pero no encontró las herramientas ni los elementos necesarios, hasta que un volcán hizo erupción y lo convirtió en su nuevo taller. Donde forjó nuevos rayos a Zeus y los obsequió par pagar su ofensa. Este lo aceptó y dejó que su hijo volviera al Olimpo.

24. La fuerza de Atalanta

Una historia de igualdad, respeto y admiración. Atalanta era una joven célebre por su increíble agilidad para la caza y las actividades de resistencia física, como las carreras. Se decía que ninguna persona era capaz de igualar su velocidad. Pero su determinación también estaba presente con sus creencias, ya que se realizó un voto de castidad para consagrarse al arte de la caza.

Aunque esto no detuvo a los hombres de pretenderla, por lo que ella los desafiaba a ganarle en una carrera, si uno lo hacía ella lo desposaría, pero si fallaba, debía pagar con su vida. Así fue por mucho tiempo, hasta que un joven humilde y de buen corazón, se dejó llevar por un grupo de hombres que deseaban a Atalanta, así que le pidieron ser juez en su carrera contra ella, la cual ganó con creces.

Pero el joven de nombre Hipómenes, quiso probar suerte ya que había quedado encantado con Atalanta y ella comenzó a sentir afecto por él también, tanto que casi se rehúsa a participar en la carrera para alejarlo de la muerte. Sin embargo, Hipómenes conociendo el riesgo, se encomienda a la diosa Afrodita, la cual lo ayuda a ganar la carrera y finalmente desposar a la joven guerrera.

¿Has aprendido alguna lección valiosa de la historia griega?

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *