15 dinámicas efectivas para la resolución de conflictos


En muchas ocasiones, los conflictos solo se resuelven a través de la creatividad de las personas para encontrar la mejor salida. La cual además debe ser efectiva, justa y sencilla. Esto, con la finalidad no solo de dejar atrás el problema, sino aliviar la tensión entre los involucrados y obtener un aprendizaje de ello que puedan utilizar para no volver a caer en dicho conflicto, saber cómo enfrentar los futuros desacuerdos y finalmente superarlos.

Las disparidades y los enfrentamientos entre compañeros es muy común y hasta en cierta medida, esperada cualquier entorno. Debido a que cada persona tiene su propia opinión y visión sobre cómo alcanzar un objetivo que, a menudo, no concuerda con la que poseen el resto. Además, se ven involucrados otros factores como la competitividad, el sobresalir y la comodidad del ambiente laboral, que pueden complicar el trabajo en equipo y generar aún más problemas entre los miembros.

Pensando en ello, en este artículo podrás encontrar las mejores dinámicas para la resolución de conflictos que son efectivas y sencillas de aplicar en cualquier entorno.

¿Qué son las dinámicas de resolución de conflicto?

Las dinámicas de resolución de conflicto hacen referencia a las herramientas creativas y vivenciales, donde se pone a prueba las capacidades de varias personas en un grupo, con la finalidad de sacar a coalición el problema que estén teniendo, enfrentarlo y superarlo. Lo cual ayuda a fortalecer el equipo como una fuerza conjunta y a reforzar las capacidades individuales de cada miembro.

En estas dinámicas se trabajan diversos elementos, como lo son la comunicación, la interacción, las desigualdades, la motivación, la empatía o como análisis para detectar un futuro problema de cualquier tipo que pueda afectar al grupo.

Dinámicas efectivas para la resolución de conflictos

Estas dinámicas son guiadas por un facilitador experto en dinámicas grupales para encaminar de manera correcta el objetivo de cada una.

1. Juego de roles

Esta es una de las actividades más conocidas y utilizadas para la resolución de conflictos, debido a su efectividad y su grado de impacto en las personas. Su procedimiento es muy sencillo, consiste en que cada persona del grupo tendrá un rol específico, por lo general, uno muy diferente al que tienen a diario o que se aleje de su personalidad y el cual deben utilizar para resolver un problema ficticio que se presentará, el cual puede reflejar la situación real.

Lo importante de esta dinámica es que se comprometan con su papel y su actuación sea lo más seria posible. Una vez que se establezca el conflicto y los roles de cada miembro, el facilitador guiará a cada uno para que contribuya con la solución del problema. Al finalizar, se debe hacer una reunión donde cada quien comparte las enseñanzas obtenidos, los sentimientos vivenciados y cómo aplicarán estos a su vida.

2. Conoce tu motivación

Esta dinámica se aplica para cuando existe una falta de motivación grupal para alcanzar una meta o cuando el desempeño decae. Se trabajan tanto las motivaciones personales como el conjunto de fuerzas que se obtienen del grupo.

Se comienza con el facilitador pidiendo unos pocos voluntarios los cuales formarán un círculo pequeño dentro de otro círculo formado por el resto de las personas, de manera que todos puedan verse cara a cara. El facilitador otorga un conflicto que los voluntarios deben resolver con la ayuda de las opiniones del resto del público.

La finalidad es conocer las opiniones, aspiraciones y fortalezas de cada individuo para generar empatía y compromiso.

3. Los planetas

Esta es una dinámica más creativa y divertida. Consiste en imaginarnos como seres de otros planetas, pero no cualquier seres, sino gobernantes y altos diplomáticos que representan su civilización. por lo general se dividen en grandes grupo de 3 y máximo 5 personas y cuyo gobernante tendrá un rol distintivo en el universo que ayuda a mantenerlo en orden.

Pero el reto aquí es ¿cómo trabajar en conjunto con el resto de los planetas? y ese es el objetivo, lograr un acuerdo diplomático y diseñar un plan que los beneficie a todos y por supuesto, al universo. Esto puede ayudar a que las personas observen mejor sus capacidades comunicativas, de liderazgo y cooperación entre sí.

4. Roba la bandera

Otra actividad super entretenida que pone a prueba ;a capacidad de liderazgo, el trabajo en equipo, la comunicación y la toma de decisiones. Lo cual fortalece los lazos entre compañeros y a reconocer habilidades en los demás que pueden pasar desapercibidos.

Para esto, el facilitador divide en dos grandes grupos a los participantes, quienes tendrán consigo una bandera distintiva que los representa junto con ‘armas’ para protegerse del enemigo y los cuales además. deben elegir a un líder quien propondrá la estrategia y quién decidirá el resto de los roles: vigilantes (que custodiarán la bandera), defensores (quienes evitan que el otro equipo se acerque a la bandera) y atacantes (quienes intentarán robar la bandera).

El juego termina con el primer equipo que robe la bandera del otro. .

5. La escucha activa

Esta técnica no es por considerada por completo como una de resolución de conflictos, sino más de mediación. Sin embargo, se utiliza para mejorar los canales de comunicación, eliminar malos entendidos, aclarar opiniones y crear un mejor ambiente empático entre los miembros.

Es muy sencillo realizarlo, el facilitador coloca a dos personas frente a frente donde una comunicará algo que el facilitador proponga. Puede ser alguna inquietud, propuesta o cambio que le gustaría comentar y la otra persona luego retransmitirá el mensaje a través del parafraseo.

6. La telaraña

Una de las dinámicas más activas y exigentes pues, puede parecer un juego pero se necesita de compromiso y una dirección firme para cumplir el reto con efectividad.

Se trata de que, el facilitador creará una enorme tela de araña con agujeros lo suficientemente amplios para que las personas puedan atravesarlos pero que estén disfrazados para no ser tan obvios a simple vista. La finalidad es que todas personas deben atravesarla ¿fácil, no?

No del todo, aquí está la trampa, nadie puede tocar ni un solo filamento de la telaraña y por cada vez que alguien lo toque, cada miembro deberá regresar y hacerlo todo desde el principio. Por lo que es necesario tener una estrategia a ejecutar.

7. El árbitro

Esta es muy utilizada en las aulas de clases, desde primaria hasta en las universidades (cada una con grados de dificultades distintos) con esta, se pueden solucionar cualquier roce, enemistades, malos entendidos o para dar a conocer cada opinión de las personas, incluyendo sus fortalezas.

El facilitador divide el salón en grandes grupos (2 y máximo 4 grupos) y presentará una serie de conflictos para el cual, cada grupo dará una solución efectiva, donde cada participante tendrá su turno para exponerla. De manera que sea equitativa y justa.

8. Dar la vuelta a la sábana

Esta también puede ser utilizada en el salón de clases para fortalecer la unión de las personas y trabajar la toma de decisiones. Aunque también puede ser utilizada en distintos ambientes.

El facilitador coloca una sábana amplia, mantel, cobija, papel o cualquier elemento que sea amplio y donde los participantes se colocarán, dejando la mitad del mismo vacía. Mientras, deberán encontrar la manera de dar la vuelta a toda la sábana, es decir, colocarla boca abajo, sin salirse de su extremo.

Requiere mucho trabajo y compromiso, pero te aseguramos que no es imposible y al lograrlo verás como el equipo renueva sus fuerzas.

9. Lo positivo y lo negativo

Esta es una actividad muy nutritiva, pero al mismo tiempo exigente y delicada pues se tocan fibras sensibles y de cierta manera se exponen las emociones de las personas. Lo cual trabaja la forma de expresión, la comunicación, el reconocimiento de las fortalezas y debilidades y la capacidad de actuación.

En esta, el facilitador coloca un problema bastante grave y que afecta a todo el grupo. Al principio pide a cada participante que señale aquello que no le agrada de sus compañeros y que haya facilitado el problema.

Luego, una vez planteados todos los posibles orígenes del conflicto. Cada persona deberá plantear una solución efectiva y de nuevo, dirán las fortalezas de esa opinión y cómo estas lograrán solucionar el conflicto.

10. El juego de las comunicaciones

También conocida como ‘¿De qué forma te comunicas?’ contiene entretenimiento y delicadeza por igual que ayudarán al grupo a conocer sus formas particulares de comunicarse y qué necesitan trabajar para mejorarlas y fortalecer la unión del grupo.

En esta, el participador creará distintas problemáticas y pedirá que cada persona responda a estas con los 4 tipos de comunicación: agresiva, pasiva, pasivo-agresiva y asertiva. De esa manera cada persona pueda ver su propia forma de expresión y cómo esta afecta su interacción diaria.

11. Las pirañas del río

Si buscas poner tu equipo en forma y fortalecerlos tanto física como emocionalmente, esta es la dinámica ideal para ello. En esta se trabaja la agilidad mental, la cooperación en equipo, la comunicación asertiva y la unión de destrezas.

Para comenzar, el facilitador dibujará una línea recta lo suficiente ancha para sus pies, pero sin ser tan grande, en el suelo donde cada miembro se parará uno al lado del otro, el cual deben recorrer sin salirse de la línea. Mientras se pasan entre ellos una serie de objetivos diferentes de inicio a fin y viceversa. Que tratarán de distraerlos para llegar a su meta.

12. Fantasía conflictiva

Gracias a esta dinámica, se podrán conocer las capacidades creativas y funcionales de las personas para enfrentar diversos problemas y situaciones complejas. Tanto con la ayuda de sus compañeros como con sus habilidades individuales.

Para ello, el instructor puede tomar a cada participante, dividirlos en grupos o tomar a todos y llevarlos hacia una fantasía diseñada donde se refleja la cotidianidad, pero este le va añadiendo un problema diferente a medida que se avanza en el día. Para los cuales deben ofrecerse soluciones que se adapten mejor a cada particularidad.

13. Las sillas cooperantes

Este es un juego muy entretenido pero con un alto grado de dificultad que los participantes podrán ver a medida que avanza el mismo. Para ello, el facilitador dividirá a las personas en grupos medianos entre 10 o máximo 15 personas, donde colocará sillas a su alrededor hasta formar un círculo, muy parecido al juego de la silla que ya conoces.

Entonces ¿cuál es la diferencia? es que, cada vez que se quite una silla en lugar de eliminar a un miembro del grupo, todos deben encontrar la manera de quedar sentados. De manera que cada vez que haya menos sillas, se complica el juego, hasta que es imposible permanecer todos en las sillas.

Esto promueve el trabajo en equipo y la cooperación para que juntos consigan conquistar una misma meta.

14. orden en la banca

Siguiendo con una temática de sillas, es esta actividad es necesario que se tenga un largo y ancho banco para sentarse, una mesa, una tabla o dibujar una línea en el suelo donde se necesite mantener el equilibrio. En ella, el facilitador pedirá que todos suban a la banca y allí se ordenen según distintas categorías (edad, color de piel, mes de nacimiento y cualquier otra cosa que se le ocurra) sin que ninguno se caiga.

Al igual que el anterior, este promueve la cooperación y el trabajo grupal, donde para conseguir el objetivo deben ayudarse los unos a los otros.

15. Inflarse como globos

En esta dinámica el objetivo es trabajar las emociones que nos producen un conflicto, para tener un mejor manejo de estas, comprensión de su origen y consecuencias sino se trabajan adecuadamente.

Para ello, se presenta cualquier conflicto que represente un serio problema para los participantes y que deben reaccionar emocionalmente ante esto. Luego utilizarán esta emoción para ‘inflarse como globos’ para ello deberán exhalar con profundidad y levantar las manos y colocarse en puntillas como si se estuviesen elevando para luego botar el aire y desplomarse de forma lenta hasta el suelo.

Luego, cada quien explicará cuál fue su emoción, sus pensamientos y qué sintieron al dejarlo ir con el aire.

Es importante resaltar que no todos los problemas son negativos o representan un obstá. culo insuperable. Sino que pueden ser un entretenido reto para superarse.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *