12 aperitivos fáciles de preparar y con mucho sabor


Suena el timbre y la puerta se abre. Han llegado tus amigos. Entre todos habéis quedado para hacer la típica cena de picoteo, y por un momento te inunda aquel spot publicitario de aquella tan conocida marca de quesos francesa. Te preguntas si vuestra cena se asemejará, aunque sea un poco, a la cena tan chic del anuncio.

Querido, parece ser que la estampa difiere un poco. Manuel, tu amigo de primaria, ha llevado solo unas patatas chips y cinco latas de cerveza. Jimena llevó humus y guacamole del supermercado, con unos tristísimos palitos de pan. Aún guardas esperanza con María, la más cocinillas del grupo, pero de su tote bag sale una tortilla precocinada envasada, de aquellas que podrías usar para clavar un clavo o para lanzar a tu perro en modo frisbee.

¡Ah, y sin olvidar las pizzas! Este plato lo ponías tú, y aunque te lo querías currar, la entrega de última hora de los viernes te ha dejado sin aliento. Has acabado sacando aquellas pizzas que tenías al congelador. Parece que hoy, no solo os quedareis con un poco de hambre, sino que la comida tampoco brillará demasiado en términos de sabor.

Tranquilos, la amistad es lo más importante, pero no hay nada mejor que compartir una buena mesa con tus seres queridos. Y es que cuando la buena cocina se une con la amistad, la noche se puede convertir en algo precioso. Este artículo va dirigido a aquellas personas que se quieren animar a cocinar unos buenos aperitivos.

Las 12 recetas de aperitivos que te llevarán al disfrute

Bien resultones y fáciles de preparar, te contamos algunas recetas para que puedas preparar unos aperitivos de rechupete.

1. Crema de gorgonzola con ramitas de apio

El queso gorgonzola es un deleite para los sentidos y con esta fácil crema no solo sorprenderás a los paladares más exquisitos, sino que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Te recomendamos usar un buen yogur, de aquellos bien cremosos que se deshacen en la boca.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 125 g de queso gorgonzola
  • 1 yogur cremoso
  • 1 apio

Escoge las ramas de apio que sean más blancas y tiernas y córtalas en fragmentos de 5 centímetros de largo (o de unos 3-4 dedos). Los cocineros más expertos pueden cortarlos en forma de cruz y añadir una pizca de creatividad al asunto. Deja las ramitas de apio durante media hora en agua fría con hielo para hacerlas más crujientes y escúrrelos justo antes de servirlos. Mezcla el yogur y el queso gorgonzola en un bol, haciendo hincapié en que todo quede perfectamente triturado para obtener una pasta muy fina.

Crema gorgonzola

2. Ajoblanco de piñones

Es una sopa muy refrescante ideal para despertar el apetito que encaja perfectamente antes de una buena ensalada. Te recomendamos usar agua mineral para un mejor control del sabor y la finura.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 125 g de piñones crudos
  • 3 ml de vinagre de vino blanco
  • 100 ml de aceite de oliva virgen suave
  • 1 diente de ajo
  • 1 migaza de pan
  • 100 ml de leche
  • una pizca de sal
  • 750 ml de agua mineral fría
  • 10 uvas blancas peladas sin semillas

Tritura el ajo, el aceite, la miga de pan (antes remojada con leche), una pizca de sal y un chorrito de vinagre. Si tienes licuadora, puedes hacer uso de esta. A medida que la licuadora va triturando los ingredientes, ve añadiendo el agua mineral poco a poco para que la sopa quede bien ligada. Pasa la sopa por un colador y rectifica el punto de sal y vinagre si lo encuentras necesario. Pon la sopa en la nevera para que se enfríe. Te recomendamos servirla acompañada de uvas peladas y unas gotitas de aceite de oliva encima.

Ajoblanco piñones

3. Rollitos de salmón ahumado sobre lecho de ensalada

Unos elaborados paquetitos de salmón rellenos de yogurt que ni el mismito Pablo Escobar. Esta vez, libres de sangre y colocados sobre pisos de ensalada llenos de frescura.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 10 láminas finas de salmón
  • ½ lechuga roja
  • ½ lechuga verde
  • ½ col lombarda
  • ¼ de col muy tierna (su parte blanca)
  • 1 yogur cremoso
  • 100 g de mayonesa
  • 1 cebolleta pequeña
  • cebollino picado
  • puntas de eneldo
  • hojas de perejil

Coge las láminas de salmón y corta sus bordes para generar unas láminas totalmente cuadradas. Los bordes sobrantes las aprovecharemos para hacer unas tiras que nos ayudarán a sujetar mejor los paquetitos de salmón. Limpia los diferentes tipos de col y lechuga y córtalo todo a tiras. Pica o corta muy finamente la cebolleta, el cebollino, el eneldo y las hojas de perejil. Prepara la salsa que rellenará el salmón: mezcla el yogur con la mayonesa y añade las hierbas frescas que has cortado en el paso anterior. Empaqueta el relleno con las láminas de salmón como si envolvieras regalos. Puedes usar las tiras sobrantes del primer paso para hacer que todo quede más sujeto. Coloca los paquetitos de salmón encima de la ensalada de col y lechuga, y échale algún chorrito de la salsa blanca por encima.

Farditos salmón

4. Pan de pasas con higos frescos y jamón ibérico

La dulzura de los higos combina a la perfección con el jamón ibérico. Un aperitivo bien sencillo pero riquísimo gracias a sus productos de calidad. Puedes usar el pan integral que más te apetezca. A nosotros nos encanta también el pan de centeno.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 10 rebanadas pequeñas de pan con pasas
  • 3 higos maduros
  • jamón ibérico

Tosta ligeramente las hogazas de pan con pasas, haciendo que queden bien tostadas por los bordes y tiernas en el medio. Pela los higos y córtalos en 4 partes. Pon un trozo de higo en cada hogaza de pan y añádele jamón ibérico del bueno, de aquel que se funde en la boca.

Pan higos jamón

5. Magdalenas saladas de miel y especias

A caballo entre lo dulce y lo salado, estas magdalenas son de lo más atractivas. Podéis sustituir la mantequilla por puré de aceitunas negras y si eres intolerante al gluten, se pueden hacer con otro tipo de harinas.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 5 huevos
  • 125 g de azúcar
  • una pizca de sal
  • pimiento rosa
  • cilantro
  • cardamomo verde
  • 225 g de harina tamizada
  • 6 g de levadura
  • 225 g de mantequilla fundida
  • 50 g de miel
  • sal gorda

Precalienta el horno a 220ºC y distribuye los moldes de magdalena en una bandeja para horno. Con una batidora eléctrica de varillas, monta los huevos con el azúcar y una pizca de sal. Cuando haya doblado su volumen, añade la harina todo mezclando con delicadeza y todas las especias en polvo. Añade la miel y la mantequilla a la mezcla. Es importante que la mantequilla fundida antes se haya enfriado un poco, así que no la añadas directamente después de sacarla del microondas. Llena ⅔ partes de los moldes con la masa y hornéalas durante 5 minutos a 210ºC. Sírvelas frías y esplovóreales sal gorda por encima como un verdadero máster.

Magdalenas miel

6. Sopa de zanahoria y naranja

Bajo la letras de ‘‘Toma vitaminas cuando te enamores”, el grupo musical La Fiesta, nos hablaba de la importancia de ingerir vitaminas. Las zanahorias son muy ricas en vitamina A y las naranjas, en vitamina C. Los más atrevidos podéis probar de echarle unas gotas de cointreau para aromatizar aún más esta sopa tan fresca. Y si sufres de mal de amores, esta sopa te va curar (o no).

Ingredientes (para 10 personas):

  • 1 kg de zanahorias
  • 2 naranjas
  • 1 yogur natural
  • 50 ml de aceite de oliva
  • hojas de menta
  • sal

Limpia las zanahorias y pásalas por la licuadora. Exprime las naranjas para hacer zumo. Mezcla el zumo de zanahoria con el de naranja y el yogur. Añade una pizca de sal y el aceite de oliva. Tritúralo bien y hazlo pasar por un colador. Deja enfriar la sopa en el frigorífico. Puedes servirlo en vasos pequeños con un poco de menta picada por encima.

Sopa zanahoria naranja

7. Hojaldre con queso de cabra y miel

No hay nada más suave que el hojaldre ni nada más dulce que la miel. Te sentirás en el cielo cada vez que le des un bocado a este delicioso aperitivo.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 150 gramos de masa hojaldre
  • 150 gramos de queso de cabra
  • miel
  • nueces

Estira la masa de hojaldre sobre una superficie lisa con un poco de harina hasta que quede bien fina. Corta en rectángulos la masa y ponlos en una bandeja apta para horno y hornéalos a 200 ºC con otra pequeña bandeja para horno encima. Cuando estén dorados ya los podrás sacar. Para servir, pon un trozo de queso por encima de cada hojaldre y pásale un poco de fuego con un soplete de cocina. Finalmente adorna con una nuez y una gotita de miel.

Hojaldre queso cabra

8. Financieros salados de cacahuetes

Tranquilos, los financieros no son hombres de finanzas con cacahuetes en los bolsillos. Justamente todo lo contrario: son unos pequeños bizcochos franceses que se suelen elaborar con almendra y con menos huevo. En esta receta se ofrece la versión salada, todo sustituyendo la almendra por el cacahuete.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 150 g de azúcar glass
  • 75 g de cacahuetes salados
  • 60 g de harina tamizada
  • 150 g de mantequilla
  • 120 g de clara de huevo
  • una pizca de sal

Funde la mantequilla a fuego suave y lento hasta que empiece a tostar adquiriendo un color marrón avellano y déjala atemperar. Tritura los cacahuetes hasta hacerlos polvo, todo consiguiendo una textura harinosa, y mézclalos con el azúcar glass y la harina. Añade las claras de huevo y cuando todo esté bien mezclado, incorpora la mantequilla fundida. Remueve muy bien y añade una pizca de sal. Llena ¾ de los moldes de papel (deben ser rectangulares) y hornéalos durante 3 o 4 minutos.

Financiers cacahuete

9. Brochetas de pollo con gambas

El mar y la montaña unidos en una sola brocheta.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 1 pechuga de pollo
  • 10 gambas medianas
  • sal
  • 10 ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • cebollino picado

Corta el pollo a dados y pela gambas todo reservando sus cabezas. Monta las brochetas intercalando el pollo con las gambas. Para la salsa, pasa el ajo picado y las cabezas de gamba por una paella con aceite caliente. Cuando esté medio cocido, retíralo todo y trincha las cabezas de las gambas. Pásalo por un colador y recupera el líquido. Cuece las brochetas en una paella o una brasa. Sirve las brochetas con un chorro de salsa y añádele el cebollino.

Brochetas pollo gambas

10. Melocotones asados con queso curado

Una mezcla muy original que no te dejará indiferente.

Ingredientes:

  • 3 rebanadas de pan de molde integral
  • 2 melocotones
  • 50 g de mantequilla
  • 20 g de azúcar moreno
  • 100 g de queso curado

Pela los melocotones y córtalos por la mitad. Úntalos con un poco de mantequilla y azúcar. Ásalos media hora en el horno a una temperatura de 160ºC hasta que queden bien blandos. Tuesta el pan de molde y córtalo en 4 porciones. Pon un poco de melocotón en cada porción de pan y añade una fina capa de queso curado encima.

Melocotones asados queso

11. Ensalada de quinoa y queso fresco

La quinoa formó parte de la alimentación de los incas y hoy en día aún se cultiva en los Andes. Posee un elevado índice de proteínas y es el último hit en las cenas de la escena moderna.

Ingredientes (para 10 de personas):

  • 150 g de quinoa
  • 150 g de queso fresco
  • tomate seco confitado
  • 1 puñados de nueces
  • sal
  • mezcla de especies

Limpia la quinoa bajo el grifo para eliminar la saponina. Cuece la quinoa con 450 ml de agua durante 12 o 14 minutos a fuego suave. Corta el queso fresco y el tomate seco confitado. Mezcla el queso, el tomate y la quinoa con un poco de sal y aceite. Añádele las especies que más te gusten y listo.

Ensalada quinoa queso

12. Sopa de remolacha con hierbas aromáticas

Siguiendo con el “moderneo”, te presentamos una sopa de lo más colorida con leche de coco. Rápida y ligera, esta sopa te gustará incluso si no eres demasiado fan de la remolacha.

Ingredientes (para 10 personas):

  • 400 g de remolacha
  • 300 g de zanahoria
  • 100 g de chirivía
  • 1 cebolla grande
  • 800 ml de caldo vegetal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • leche de coco
  • unas ramas de romero seco
  • unas ramas de tomillo
  • sal

Precaliente el horno a unos 200ºC. Trocea las verduras y ponlas en una bandeja de horno con aceite, un poco de sal y las especies (romero y tomillo). Hazlas al grill durante unos 10 minutos, dales la vuelta y continúa. Déjalas de 10 a 15 minutos más. Las verduras deben estar tiernas y doradas. Calienta el caldo de verduras y ponlo en la batidora. A continuación, añade las verduras y bate hasta obtener una crema. No te olvides de añadir un poco de aceite y sal a la mezcla. Sirve la sopa con un poco de leche de coco por encima. Si quieres, le puedes añadir un poco de eneldo fresco.

Sopa remolacha

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *