100 ideas para mejorar tu trading: Ideas 61 a 70


61. No improvises

Cuando estés operando debes centrarte en ejecutar tu plan de trading, que debe recoger todos los escenarios posibles y anticipar las respuestas más adecuadas a cada uno de ellos. 

Frente a la pantalla, no deberías más que seguir ese trading plan. ¿Ves la diferencia? Ahí está recogido todo: cada situación y su respuesta apropiada, cada escenario y lo que debes hacer. De esta manera te liberas de toda la tensión de tener que improvisar, de tener que adivinar, de tener que resolver problemas. Lo que haces es llevar a la práctica lo que dice tu plan de trading. ¿Cómo preparas tu sesión de trabajo? ¿cómo analizas e íntegras lo que ha hecho el mercado entre sesiones? ¿cómo aumentas la coherencia? ¿cómo abres posiciones, las gestionas y las cierras? ¿cómo manejas tu riesgo, lo minimizas, lo eliminas? ¿cómo registras? ¿cómo analizas? ¿cómo recuperas tu centro si lo has perdido?

Si durante tu operativa ves que hay algún aspecto que no está recogido en el documento, toma nota. Una vez estés fuera del mercado podrás analizar ese aspecto y establecer los mejores procedimientos.

Lo que no es sensato es dejar cosas a la improvisación aunque se te de bien o te guste. Improvisar implica correr el riesgo de tomar malas decisiones. Decisiones que no sean las óptimas. Entiende que bajo la presión del directo, cuando tus resultados están en juego, puedes cometer errores de principiante.

Si tu mente siente la presión de tener que improvisar, con el riesgo de cometer errores, y se siente amenazada, pasarán dos cosas: por un lado focalizará tus sentidos en la fuente de la amenaza, con lo que dejará de ver el resto de la información, y en segundo lugar será más fácil que caigas víctima de tus sesgos cognitivos.

Necesitas tiempo y tranquilidad para activar la parte de tu mente que se encarga del razonamiento sosegado. Si está bajo presión se activará el sistema rápido que toma decisiones poco reflexivas.

Planificar, por lo demás, te dará tranquilidad. Cuando estés operando sabrá que cuentas con el apoyo de un plan que cubre todos los escenarios alternativos, lo que sosegará tu mente y te dispondrá en un estado emocional adecuado. Eso se traducirá en una operativa desde la confianza y el aplomo.
 

62. No operes si no estás centrado

Hay días en los que no estamos finos, tal vez no hemos descansado lo suficiente o nos preocupan temas fuera del trading, puede que tengamos la mente puesta en asuntos de familia, o de salud, tal vez ha perdido tu equipo de fútbol, o te ha venido a visitar la suegra. En estos casos suele ser una buena idea no operar.

El trading es muy exigente y los errores son, por lo general muy caros, es mejor esperar a que las condiciones sean las ideales que forzar una operativa cuando nuestra mente divaga.

Igual que no saldrías a jugar al golf en un día de tormenta no deberías operar si en tu mente hay nubarrones.

No pasa nada por no operar un día, o una semana. Recuerda que los resultados que logras son exponenciales, y que no es cuestión del tiempo que le dediques sino de tiempo de calidad que le dediques.

Si operas pero tu foco no es el adecuado puedes tomar una operación que no se adecua a tu trading plan, tal vez incurrir en pérdidas innecesarias o gestionar mal tu toma de beneficios. 

Evita este escenario y recupera tu centro. Quieres poner frente a la pantalla la mejor versión de ti mismo. Recuerda que te estás enfrentando a equipos de operadores muy bien preparados, tus opciones se reducen drásticamente si estás a medio gas y la decisión más sensata es replegar tus tropas y esperar a que pase el temporal.

Pero eso no quiere decir que no puedas trabajar sobre tu trading. Que no operes no implica que no avances. Puedes repasar los errores que sueles cometer y trazar alternativas para reducirlos. Puedes analizar el trabajo de las últimas semanas buscando información sobre cursos alternativos de acción, otras formas de gestionar tus salidas, otros modelos de money management o, tal vez descubras algo que se te ha estado pasando por alto, una situación que sueles repetir y que te acarrea pérdidas, o un mercado en el que no te conviene operar. Puedes triturar tus datos y dejar que hablen, o, mejorar tu trading plan, añadir ejemplos a tus galerías de mejores operaciones, o practicar la meditación, pero si no estás centrado no debes operar.

 

63. Utiliza tres sombreros

Adoptando las ideas de Edward de Bono, el promotor del pensamiento lateral, utiliza tres sombreros distintos para realizar tu trabajo como trader. Uno es el del analista, cuando lo llevas tu trabajo consiste en identificar escenarios de alta probabilidad: computas la información disponible, la ordenas en un discurso coherente y proponer hipótesis de lo que estimas que es más probable. Determinar escenarios contrapuestos: si el precio hace A tu harás X, si hace B, tu harás Z. Ese es el trabajo del analista.

Utiliza después el sombrero del ejecutor: cuando lo lleves centra tu trabajo en determinar la mejor forma de aprovechar determinado escenario de alta probabilidad. El trader analista de presenta opciones y tu ejecutas tu trading plan, determinar el riesgo, entras al mercado, establecer tus objetivos de salida, tomas beneficios o cortas las pérdidas, y todo ello desde la excelencia técnica, sin cometer errores. Cuando llevas ese sombrero no tienes que pensar, no tienes que improvisar, ni dudar, te limitas a ejecutar lo que está establecido en tus protocolos, confías en ellos y dejas que el potencial se exprese. 

Y finalmente utilizas el sombrero del gestor, con ese sombrero te encargas de tomar notas de tu hilo de pensamiento en cada escenario, de recoger las imágenes de las entradas que has tomado, de recopilar los datos necesarios y la información que te permitirá mantener actualizadas tus estadísticas, el MAE y el MFE. También el rol de gestor se ocupará de mantenerte en forma, de cuidar tu alimentación, ejercicio, descanso y relaciones sociales.

Utilizando por separado estos distintos sombreros te asegurarás de poner el foco adecuado ante el escenario adecuado y le sacarás mayor partido a tu cabeza.

 

64. Aprende a localizar la liquidez

Un mercado es tanto más líquido cuanto más participado. Si hay mucha oferta y mucha demanda en cada nivel de precios es relativamente sencillo encontrar contrapartida a los deseos de comprar o de vender. En cambio, un mercado poco líquido se caracteriza porque hay poca oferta y poca demanda en determinados niveles de precio, en esos casos, si quieres entrar deberás buscar contrapartida ahí donde esté, que puede ser un punto alejado del actual nivel de precios.

Esta información es importante de tener en cuenta. Ten presente que los grandes operadores manejan posiciones millonarias, ellos necesitan que exista liquidez para poder entrar y mover sin que el precio escape en su contra, por este motivo a ti te será muy útil localizar la liquidez.

Mira el mercado con los ojos de un operador institucional que maneja una cartera inmensa. Él necesita comprar, supongamos, ¿en qué zona habrá más participantes dispuestos a vender para que él pueda comprar? Localiza esa zona. Luego hazte la pregunta contraria. Imagina que él necesita vender. Para que pueda hacerlo alguien debe de estar dispuesto a comprarle sus posiciones, de hecho ese “alguien” deben ser muchos participantes porque un operador institucional cuando vende lo hace a lo grande. Pregúntate pues: ¿en qué zona habrá más participantes dispuestos a comprar?

Esas son las zonas de liquidez. Entiende que el operador institucional necesita que el precio llegue a esas zonas, tanto para tomar posiciones como para soltarlas, y eso es lo que hará una y otra vez.

 

65. Se consistente

Para conseguir resultados consistentes debes de ser consistente ¿verdad? ¿De qué otra manera se supone que lograrás ganar de forma regular si no eres regular en lo que haces? ¿Es acaso posible que ganes un día y al otro también, semana tras semana y mes tras mes, si lo que haces es operar de una forma hoy, y de otra mañana, con un método esta semana y con otro de distinto la siguiente?

Como punto de partida, la consistencia necesita que tú seas consistente y eso reclama que decidas serlo. Tienes que cortar ya con cualquier otra opción que no sea hacer lo mismo una y otra vez.

Para algunos traders esto es tan sencillo de hacer, y tan de sentido común que pueden poner cara de perplejidad cuando lo menciono. Pues claro que son consistentes en lo que hacen, pero para otros traders eso no es en absoluto así. Hay una gran cantidad de personas que aspiran a lograr unos resultados consistentes, que puedan escalar con el tiempo, pero que no logran centrar su foco de trabajo en una sola dirección.

Esta idea, esta sugerencia, va dirigida especialmente a ellos. Deja de cambiar tu forma de trabajar, desde ya. Deja de buscar una forma mejor, una forma diferente, una forma novedosa, elige un método y aplícalo. Sea el que sea,  el método no es lo importante, en cambio ser consistente aplicando un método eso sí que lo es.

¿Cómo puedes desarrollar la necesaria habilidad ejecutiva si vas cambiando lo que haces? ¿Cómo se supone que desarrollarás la maestría en algo si ese algo adopta formas distintas cada día? Si hoy operas con un enfoque, y mañana con otro, si hoy lo haces en un mercado y mañana en uno de diferente, hoy en 5 minutos y mañana con gráficos Renko, hoy la sesión europea y mañana la americana.

Para que tus resultados sean consistentes es requisito que tú hagas las cosas de forma consistente y solamente tú puedes hacer que eso suceda.

Comprende que es algo imprescindible y elige a favor de tu mejor interés.

 

66. Atención a los sesgos

Debes saber que tu mente intentará utilizar atajos para tomar decisiones. La intención es ahorrar energía de computación. En vez de analizar a fondo todos y cada uno de los escenarios, y establecer las posibles consecuencias e implicaciones, preferirá buscar una manera más rápida de decidir. Si una situación le recuerda a otra, y en esa otra decidió hacer X y eso fue acertado, en esta situación parecida, “preferirá” utilizar X en vez de analizar la situación desde cero.

Como trader hay algunos sesgos a los que somos muy susceptibles, por ejemplo el llamado “sesgo de confirmación” que es la tendencia a buscar aquella información que confirma nuestras decisiones, dejando a un lado la que las contradice. Tu has decidido que el mercado está en tendencia alcista así que tu mente buscará fuentes de información que confirmen tu decisión, y dejarás de ver todo lo que dice que el mercado está en rango, si decides entrar largo verás lo que confirma tu decisión pero tal vez dejes de ver lo que la contradice.

Otro sesgo típico de los traders es el llamado Sesgo retrospectivo, esto es, mirar un gráfico y te imaginas que podrías haber aprovechado muchas oportunidades sin darte cuenta de que estás añadiendo información que no estaría disponible en el momento de tomar la decisión. Finaliza tu sesión de trabajo y miras lo que ha hecho el precio y te dices, vaya, podría haber entrado aquí y también ahí, pero en realidad tu mente está añadiendo información que no estaba en el momento. Esto es especialmente delicado cuando realizas un back test. Atención a no estar atrapado por esa ilusión. 

Es importante que tengas en cuenta esta tendencia de tu mente y que te tomes un momento para activar un proceso reflexivo cuando debas decidir. En vez de saltar a las primeras conclusiones que tu mente te presenta para, analizar de nuevo las alternativas y genera nuevas opciones, luego compara unas con otras tomándote tu tiempo, si no lo haces es muy fácil que estés actuando desde una visión distorsionada de la realidad.

 

67. Entiende los procesos de manipulación

En el mercado hay participantes que mueven una cantidad de dinero tan grande que les resulta complicado tomar posiciones sin mover el precio en su contra. Obviamente no pueden entrar a comprar a mercado porque no existe oferta suficiente como para satisfacer su necesidad de comprar, es decir, no hay suficientes participantes vendiendoles como para que puedan comprar todo lo que quieren, si siguen comprando cuando no existe oferta deberán ir a buscar esa oferta a precios superiores lo que irá en contra de su propio interés, ellos quieren comprar barato y vender caro, no comprar cada vez más caro, ¿Qué deben hacer para comprar sin mover el precio al alza? 

Por un lado esperar el tiempo suficiente en una zona como para que los participantes les vayan vendiendo poco a poco lo que ellos necesitan comprar. Por otro lado, “empujar” a los participantes a que les vendan sus posiciones. ¿Cómo logran “empujarlos”? Pregúntate ¿en qué escenario estará dispuesto un participante a vender sus posiciones compradas? Lo hará cuando crea que el mercado se mueve en su contra. Si está comprado lo que espera es que el mercado se revalorice. Si el mercado en vez de moverse al alza se mueve a la baja sentirá que debe deshacerse de sus compras. Lo que suelen hacer los grandes operadores que quieren comprar es mover el precio a la baja para crear la ilusión de que el mercado se bajista, esa ilusión sucede en la mente de los participantes que han comprado y les mueve a deshacer sus largos, al hacerlo, al salir de sus largos vendiendo están generando oferta, y oferta es justo lo que buscan los grandes operadores que estaban interesados en comprar sin mover el precio en su contra. Luego, estos operadores compran cuando el precio cae. 

A los procesos que empujan a los operadores a soltar su mano los llamamos procesos de manipulación y son una constante en el mercado, es decir, son algo necesario para hacer frente a la limitante profesional.

 

68. Abúrrete

Aburrido en el sentido de que repites una y otra vez el mismo procedimiento, analizas, estimas, actúas, gestionas, registras, analizas, estimas. El trading debe ser sencillo y  repetitivo, y esa repetición le quita la gracia pero no estás aquí para divertirte ¿verdad? 

Que te aburra hacer trading, más allá de la satisfacción que te aportan las ganancias, claro, es un signo de que estás en el buen camino: es tan simple, tan monótono, tan repetitivo, que me aburre, pero he comprendido que mi trabajo consiste en permanecer ahí, aplicando el procedimiento una y otra vez, no innovando, no cambiando nada, analizado, estimo, actúo, gestiono, registro,  y vuelta a empezar.

 

69. Revisa tus motivos

Decía Brian Tracy que para saber lo que verdaderamente valor alguien debes prestar más atención a lo que hace que a lo que dice.

Si te pregunto para qué haces trading debería prestar más atención a lo que haces que a lo que dices porque me puedes decir cualquier cosa pero si observo lo que haces veré si está alineado o no con lo que dices.

Puedes decir que haces trading para ganar dinero, pero entonces ¿cómo es que lo estás perdiendo? 

Puedes contar que lo haces por el estilo de vida que te puede aportar, tiempo, libertad, opciones, pero en realidad estás horas y horas quemándote las pestañas detrás de la pantalla, ¿dónde está ahí la libertad?

Puedes explicarme que lo haces porque te da la liberta de poder ser tú mismo, sin jefes, sin compromisos ni obligaciones, pero entonces ¿por qué sigues las reglas de tu trading plan?

Asegúrate de que estás en esta profesión por las razones adecuadas. Descubre qué es lo que está detrás de tu proyecto, porque si lo que quieres es divertirte encontrarás opciones mucho más baratas, si lo que quieres es dinero fácil sin esfuerzo deberás buscar en otros lugares, si lo que deseas es un espacio que te permita alejarte de tu familia a lo mejor deberías limitarte a operar en simulado, si lo que anhelas es satisfacer tus inquietudes intelectuales puede que te salga más barato estudiar filosofía o retomar una carrera como investigador.

Entiéndeme, yo estoy a favor de que hagas lo que quieras con tu vida, solo te invito a que reflexiones sobre tus verdaderos motivos para que no te traiciones a ti mismo. Si resulta que no estás en el trading para ganar dinero sino para hacer algo emocionante, o para “fardar” delante de tus conocidos me parece bien, pero en ese caso líbrate de la necesidad de ganar. Deja a un lado la idea de las ganancias, y del dinero y abrazo las otras partes de esta actividad. Eso hará que tu vida sea mucho más sencilla ¿no crees?

 

70. Aumenta la coherencia

Esta es la habilidad última del trader: Contar una historia con sentido que permita explicar todos los movimientos que muestra el precio.

Y eso es algo que, depende del modelo desde el que interpretas el precio. No ves la realidad tal cual es sino más bien tal cual eres tú. Son tus creencias sobre el mercado las que determinan lo que eres capaz de ver, y es tu capacidad de interpretar  a través de tus modelos los que permiten que leas una historia u otra.

Si crees que el mercado es una lucha entre los toros y los osos verás los distintos movimientos como el reflejo de esas creencias, zonas en las que los osos ganan, y zonas en las que los toros defienden sus posiciones. Si crees que el mercado es una subasta perfecta verás sus movimientos como maniobras de compleción de subastas o como retorno a las áreas de valor. Si crees que el mercado está movido por un gran ordenador también verás eso. Si crees que ese ordenador fija grados diagonales para el día también será eso lo que verás. Si crees que el precio se mueve en canales también será eso lo que verás. Si crees que lo hace repitiendo fractales, siguiendo patrones armónicos, o regresando a la media, ¿adivina qué?

Yo creo que el mercado es el modelo de negocio de los grandes operadores y que ellos orquestran maniobras de compra y venta encubiertas, que cuando se han posicionado empujan el precio hacia las zonas de su interés para realizar un beneficio, que atrapan al público en maniobras de manipulación en esas zonas, vendiéndose lo que ellos compraron antes, y que luego los desesperan moviendo el precio en su contra, en ciclos de acumulación, empuje y distribución que se repiten una y otra vez, en todos los marcos de representación y en todos los mercados. Partir de ese modelo me permite entender todo lo que veo en la pantalla, cada movimiento, cada desarrollo del precio, aumento o decremento de volumen encajan en una historia con sentido.

Pero ese es mi modelo, mi creencia sobre el funcionamiento del mercado. El punto aquí es que, con el modelo que tu utilices seas capaz de dar sentido a lo que hace el precio. ¿Es así? ¿Puedes explicar en tiempo real qué es lo que está haciendo el mercado? ¿por qué lo hace y qué es lo que deberá suceder a continuación?



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *