100 ideas para mejorar tu trading: Ideas 31 a 40


31. Detecta a los operadores institucionales

Entiende que, antes de un desplazamiento alcista del precio, hay sí o sí una maniobra de compra encubierta por parte de los grandes operadores. Ellos solamente pueden participar si toman posiciones durante cierto tiempo y sin mover el precio en su contra, por lo tanto estas maniobras son una obligación.

Lo mismo sucede antes de un desarrollo bajista del precio: aparecen módulos de venta institucional.

Aprender a identificar estos módulos lo antes posible te permite anticipar sus intenciones, y para nuestra ventaja, estas formaciones dejan huellas indelebles y evidentes.

Un módulo de venta institucional, por ejemplo, es una maniobra que busca generar una visión alcista del mercado para que los minoristas abran posiciones compradas.

Tu analizas el mercado con tus herramientas técnicas, tus indicadores y las teorías más populares y todo está gritando largos: mínimos y máximos crecientes, rotura de zonas de resistencia, divergencias alcistas, líneas de tendencia alcistas, lo que sientes es que tienes que comprar, que comprar es lo lógico, lo que se adecua a tu análisis, pero estás inducido a comprar porque a alguien le interesa que tu compres, Es un espejismo.

Tus compras son demanda y demanda es lo que los institucionales necesitan si quieren vender. Lo que necesitan es contrapartida masiva y una de las mejoras formas de hacerlo es creando la ilusión de que el mercado se escapa al alza. El público está dispuesto a comprar y los profesionales a vender.

Cuando han conseguido posicionarse vendidos el mercado girará a cortos, porque ellos son los que tiene el poder económico necesario para mover el precio. Entiende que les basta con soltar papel para que el mercado caiga, y esas caídas harán que los que han comprado entren en pérdidas.

El público controla su riesgo con órdenes de stop de pérdidas que en el caso de una operación comprada son órdenes que se ejecutarán como ventas a mercado, lo que añadirá oferta al mercado y empujarán las posiciones vendidas de los profesionales a favor de sus intereses.

Es muy sencillo: ellos tiene que mover el precio en la dirección contraria a la que realmente les interesa para inducir al público a entrar a contrapié. Si todo el mundo estuviese interesado en vender, igual que ellos, ¿quién estaría comprando? No habría compradores, para que haya compradores el precio tiene que parece que va a moverse al alza.

Las formas de los módulos de compra venta institucional son limitados, cada mercado tiene las suyas y se parecen mucho. Aprende a detectarlas y podrás conocer las intenciones profesionales.

32. Observa dónde queda atrapado el público

Una de las limitantes más importantes del público es que está obligado a participar con un stop en el mercado que por lo general está situado en unos niveles demasiado cercanos y obvios. Los traders institucionales necesitan encontrar contrapartida para poder entrar y salir del mercado sin mover el precio y una de las formas más sencillas de que disponen es ir a expulsar a los operadores minoristas “robándoles” sus stops.

Si aprendes a identificar los lugares en los que el público queda atrapado podrás ver cómo son expulsados una y otra vez por parte de los operadores institucionales, y estas maniobras confirmarán sus intenciones.

Si un operador institucional quiere posicionarse corto en un momento dado, puede hacer un movimiento al alza comprando primero a mercado, que empuje el precio hasta un nivel en el que los participantes minoristas están defendiendo sus posiciones cortas que han tomado con anterioridad y “quitarles” esas posiciones “forzándolos” a soltar su mano.

Este tipo de maniobras suceden constantemente. Te pongo un ejemplo, el mercado está haciendo un desarrollo alcista y el público en general empieza a generar una visión alcista y su interés primario es comprar ese mercado. En un momento dado el precio retrocede ligeramente y ofrece un pullback a una área de soporte obvia: una Media Móvil, la directriz de un canal, el alto de un pivote o un doble cero. El público empieza a tomar posiciones compradas e inmediatamente el precio arranca el movimiento alcista. Los que han dudado y buscaban más confirmación antes de entrar saltan a comprar tarde, ambos grupos defienden sus posiciones compradas con órdenes de venta: Si el precio en vez de ir al alza retrocede, ellos no quieren estar comprados así que desearían sus largos con órdenes tipo stop sell.

¿Cuál es el lugar más obvio para defender esa posición comprada? En la parte inferior de la zona de soporte: por debajo de la media móvil, por debajo de la directriz, por debajo del pivote o por debajo del doble cero.

Lo que sucede un día y al otro también es que al primer movimiento de escape le sigue un retroceso que lleva el precio justo a esa zona, el público cruza los dedos para que ese retroceso no les haga saltar la posición, pero a los traders institucionales les resulta muy rentable vender a mercado justo lo suficiente como para que el precio llegue al lugar más obvio. Ese movimiento expulsa al público de sus largos y les hace saltar las órdenes stop de venta, Que entran al mercado en forma de oferta. Quien compra esas órdenes a un precio inmejorable? Los traders institucionales que están interesados en entrar comprando.

Cuando aprendas a observar estas maniobras podrás aprovecharlas a tu favor. Hay dos formas básicas de hacerlo: la primera es estar atento para comprar en el mismo exacto lugar al que compran los institucionales, esto es, en el punto en el que saltan los stops del público, y la segunda es esperar a que sucedan y se completen para tener la confirmación de una compra institucional. Si ha aparecido manipulación profesional el precio está listo para realizar un desplazamiento y tu puedes buscar, a partir de ese punto, al incorporación al movimiento más probable.

 

33.Simplifica todo lo que puedas

Hace falta un tipo de talento especial para simplificar las cosas y hacerla sencillas. Lo fácil es hacerlas complejas y enrevesadas.

En el caso del trading cuanto más simplificado esté lo que haces más claridad y menos pie a los errores. 

Simplifica tus procesos, simplifica tus rutinas, simplifica tus check lists, simplifica tu análisis, simplifica tus entradas, y simplifica tus salidas, simplifica la gestión de tu posición y la gestión de tu riesgo, simplifica la toma de notas, la forma de analizar tu trabajo y tu forma de mejorar.

Pone el foco de atención en todos estos aspectos uno por uno y genera ideas para hacerlo más sencillo, menos complicado, más eficiente.

¿Puedes ahorrarte un paso? Hazlo. ¿Puedes ahorrar tiempo? Ahorralo. ¿Puedes ahorrar una decisión, un proceso, un indicador? Que así sea.

Menos es más. Menos complejidad, menos sofisticación, menos tiempo.

Haz un trading minimalista y reduce los elementos en tu proceso de toma de decisiones, en tu proceso de manejo del riesgo, de toma de beneficios, de toma de notas e ideas.

Si tu trading es sencillo lo ejecutarás con sencillez.

34. Aporta evidencias

Puedes estar equivocado en algo básico e importante y arrastrar ese error toda tu vida. Recuerda que todos tenemos puntos ciegos y que, por definición, son aspectos de nosotros mismos que no podemos ver.

Si das por válida una idea que no lo es en realidad, eso puede bastar para impedir tu progreso.

¿Y cómo haces frente a tus puntos ciegos? Con evidencias. El trading no debe ser, en ningún caso, una cuestión de fe, sino una cuestión de hechos. Si sales de forma escalada no lo haces porque crees que es mejor para la optimización de tus beneficios, si no porque tienes datos que evidencian que es la mejor forma de salir en el tipo de trading que haces. Y si sales con todos los contratos a la vez también es porque tienes evidencias de que esto es lo más adecuado para minimizar tu exposición y maximizar tus ganancias. No lo haces por fe. En el mercado no hay lugar para la esperanza, necesitas datos y evidencias en todo lo que haces.

Debes de estar seguro de que cualquier procedimiento, proceso, sistema o indicador, metodología o parametrización es la más adecuada para tus objetivos.

No hagas nada porque lo aprendiste así, sin cuestionarlo, no te creas nada porque alguien te lo ha dicho o porque lo has leído por ahí. Yo no tengo ninguna verdad para ti, solamente ideas, pero debes cuestionarlas todas, ponerlas bajo la lupa de la razón y en pensamiento crítico y sacar tus propias conclusiones.

Lo que sea que creas que son los pilares de tu trading, deben soportar el pensamiento crítico y el escrutinio de la razón.

Necesitas evidencias. 

 

35. Hazte amigo de la otra parte

Es posible que, como trader, te descubras haciendo cosas que no querías, hacer, desde mover un stop cuando el precio va en tu contra,  a saltar a mercado de forma impulsiva, es como si hubieran dos personas dentro de ti: la una quiere una cosa y la otra una de distinta. Uno quiere hacer las cosas de una manera, y el otro de una manera diferente ¿a quién vas a seguir? 

Uno tiene claro que un trading plan aplicado con disciplina no lograrás ser consistente, el otro responde a lo que le dicta el corazón y se salta las reglas. ¿Cómo vas a conciliar ambas partes?

Una forma de comenzar es comprendiendo la intención positiva de esa otra parte. Voy a pensar que ahora me dirijo a ese tú sensato y cuerdo que quiere hacer un trading disciplinado y que no encuentra lógica en los comportamientos impulsivos que a veces secuestran su conducta y que se cargan sus resultados. Bien, esa parte de ti que te hace responder de forma impulsiva a un movimiento abrupto del precio, que te hace salir de una posición ganadora antes de tiempo, o que hace dilatar los stops, o doblar a la baja, o que quiere vengarse cuando un movimiento te ha expulsado. Es ,lo hacer por ti, no es que tenga una agenda  propia que esté desconectada de la tuya. Tenéis la misma agenda pero la leéis de forma distinta.

Esa parte de ti tiene siempre una intención positiva. Cuando aleja el stop es para que no pierdas, si no lo aleja el precio lo tocará y tendrás una pérdida y no quiere que pierdas, así que lo aleja, y al final la pérdida es mucho mayor, pero en el momento en el que ha apartado el stop lo que tenía más valor para esa parte era la pérdida inmediata, Al apartarlo ganaba tiempo y ganaba esperanza. Tal vez el precio no llegase a expulsarte con que habría evitado que realizarán una pérdida. Claro que no se puede hacer un trading consistente con este tipo de esperanza y de comportamiento, pero lo que quiero señalar es que la intención positiva estaba ahí

Cuando esa parte de ti te hace saltar a mercado de forma impulsiva porque le ha parecido ver una oportunidad, lo hace por ti, para ofrecerte una presa, una ganancia potencial, un posible beneficio: no quiere que te pierdas esta oportunidad, no quiere que se te escape el precio así que, en vez de reflexionar y analizar a fondo todos los elementos de tu TP para determinar si realmente hay una ventana de oportunidad te lanza al mercado, y luego analiza las condiciones (y mucha veces ve que no hay motivos objetivos para entrar, pero ya es tarde y ahora lo que hay es esperanza de que tal vez funciona y ganes).

No puedes ganar así pero esa parte de ti quiere ofrecerte una victoria. Esa es su intención.

Cuando esa parte te hace tomar beneficios ridículamente pequeños y luego ves con desesperación que justo al salir el precio arranca un desplazamiento impresionante sin ti, lo hace por tu bien, esa parte sabe que más vale pájaro en mano que ciento volando. Que cinco tics en el bolsillo es una ganancia, eso es dinero en tu cuenta, lo demás son beneficios potenciales pero salir ahora es conseguir un premio, y lo hace: sales con la migajas del pastel pero porque esa parte quiere ofrecerte un beneficio.

Siempre hay una intención positiva en lo que esa otra parte hace, reconocer su intención te da la oportunidad de agradecer ese trabajo. Al fin y al cabo todo el esfuerzo es “para ti”.

Y si lo agradeces, en vez de frustrarse una y otra vez, quizá puedas conseguir que esa parte deje de mover tu mano, tal vez puedas decirte algo así como: Gracia por lo que haces por mí, comprendo tu intención, no quieres que realice una pérdida, o no quieres que se me escape una buena oportunidad, o quieres que realice una ganancia segura, pero te agradeceré que me lo señales y no me obligues. Te agradeceré que me dejes seguir mi plan de trading.

Reconozco tu buena intención pero no es lo que necesito. La única forma de ganar en este juego del trading a largo plazo es aplicando mi TP con disciplina así que, ¿por qué no pones tu foco a favor de que sea capaz de generar esa disciplina?

 

36. Mantener el foco 

En vez de dividir tu atención lo que quieres lograr es el foco de un rayo láser. Si estás frente al mercado no es bueno para tus intereses que te distraigas contestando mensajes de whatsapp, respondiendo emails, o participando en redes sociales. Lo que quieres hacer es disponer tu foco de atención en lo que llevas entre manos.

Pero tienes una mente que está cableada para responder rápidamente a las novedades, a lo diferente, a lo novedoso. Tu cerebro recibe un premio en forma de dopamina, un neurotransmisor, ante aquello que es nuevo, así, cuando dejas que en tu pantalla aparezca un pop up notificando un nuevo email, o un sonido indicando que tienes un nuevo mensaje, tu mente desea mirar qué novedades hay.

Eso divide tu atención y la aparta de lo que lleva entre manos y debes dejar de hacerlo. 

Ten en cuenta que cada vez que te apartas de un hilo de pensamiento y luego regresas a él, necesitas invertir mucho tiempo para recuperar la calidad de ideas que tenías. Eso suponiendo que eres capaz de regresar al punto en el que lo dejaste.

En el caso del trading es especialmente peligroso porque puedes estar analizando la acción del precio a la espera de un tipo de desplazamiento interesante, distraerte en un momento de poca actividad y al volver la vista a la pantalla ver que el precio ha hecho lo que esperabas cuando no estabas atento, y ante esa situación puedes sentir la urgencia de lanzarte a reaccionar con prisas en vez de reflexionar sosegadamente sobre tus opciones.

Para sostener tu foco hay dos grandes estrategias que puedes perseguir: por un lado debes eliminar todas las potenciales fuentes de distracción, silenciar el teléfono, desactivar las notificaciones, no dejar que aparezcan pop ups en tus pantallas, ni sonidos, ni globos, y por otro lado debes entrenar tu mente a mantener el foco en lo que lleva entre manos.

Este segundo camino es interior. Se trata de hacer gimnasia mental y desarrollar la habilidad de entrenar tu mente para detectar cuando estás desviándose de lo que llevas entre manos y retornar tu foco a esa tarea con suavidad. Cada vez que te des cuenta de que tu mente divaga, retornarla con amabilidad a lo importante. Con el tiempo podrás sostener tu atención durante largos periodos de tiempo, algo que también te será dado lograr a través de la práctica meditativa.
 

37. Utiliza el conductismo a tu favor

El marco conductista de la psicología nos enseña que las conductas de las que se derivan resultados positivos, ganancias, beneficios, recompensas, suelen tender a incrementarse, es decir, las hacemos más. En cambio, aquellas conductas que al hacerlas nos acarrean consecuencias negativas, solemos hacerlas menos.

Es una forma interesante que tiene la evolución de asegurarse que nos mantengamos en aquello que nos favorece y dejemos de hacer lo que nos perjudica.

En el trading esto tiene una cara perversa: tu podrías hacer algo equivocado, como saltarte las reglas de gestión del riesgo que has establecido en tu sistema, y el resultado podría ser una ganancia aleatoria. En ese caso estás “aprendiendo” mediante un refuerzo positivo a hacer algo equivocado. 

Por lo demás, una forma muy sencilla de implementar estos principios a tu día a día como trader es penalizándote cada vez que haces algo que no va a favor de tu mejor interés. Cuando incumples las premisas de tu trading plan, por ejemplo, “necesitas” consecuencias negativas. Es tu deber asociar un estímulo que haga que evites en el futuro repetir esas conductas. Si mueves el stop y sales ganando, adivina qué tendrás tendencia a hacer la próxima vez que el precio se acerque a tu stop.

En cambio, si al mover tu stop recibes una descarga eléctrica en los huevos te lo pensarás dos veces a la hora de mover el stop de nuevo.

Para lograr algo parecido pero en una escala más manejable puedes recurrir a la goma de pollo. Si te pones una banda elástica en una de tus muñecas podrás inflingirte un pequeño latigazo cuando transgredan tus reglas. Esa es una muy buena opción si entiendes que no debes teorizar los conceptos sino llevarlos a la práctica. Tu cuerpo aprende así.

Por lo demás también debes premiarte cuando haces las cosas bien. Esta es la forma más rápida de seguir en el camino correcto. Ese premio no debes posponerlo al futuro. Si tu objetivo es perder 10 kg y esta semana has reducido 500g tu peso mereces una recompensa. No debes esperar a perder los 10 kg. Y lo mismo si estás haciendo las cosas bien como operador. Si estás superando un error que cometes con frecuencia y llevas unos días haciendo las cosas como debes hacerlas, mereces una recompensa. No hace falta que sea nada espectacular. No es necesario que te lleves a la familia a pasar el fin de semana a un balneario porque has seguido al pie de la letra tu trading plan, pero puedes regalarte un libro, una bañera calentita con sales, o un masaje.

 

38. Organiza tu entorno

El diseño de nuestro entorno es un activo con el que podemos apalancarnos para favorecer nuestros hábitos. Si tenemos un entorno que compite con nuestros objetivos nos será muy difícil mantener el foco en nuestras metas, tendremos “competencia audiovisual” que competirá con nuestros deseos y buenas intenciones.

Es muy sencillo de comprender, si tu intención es mantener el foco de trabajo en ejecutar un trading efectivo pero trabajas en un entorno desordenado, el desorden hará más difícil tu objetivo. Si trabajas en un entorno minimalista, exento de distracciones, tal vez con una música ambiental adecuada, y un foco de luz agradable tu trabajo será más fácil.

Si quieres comer más fruta y guardas las manzanas en el fondo de la nevera te resultará más difícil comerlas que si las cortas y las dejas en un plato al lado de tu escritorio.

Si quieres hacer más deporte puedes dejar tu equipo preparado y listo al lado de la puerta para que esté a la vista y no tengas que rebuscar entre tus otras prendas.

Si quieres recopilar automáticamente tus observaciones sobre el mercado dispón en tu workstation opciones que faciliten tu toma de notas, un software adecuado para la captura de pantallazos, y unas carpetas dedicas. Cuanto más fácil lo hagas más probable es que lo incorpores a tu día a día.

Las dos estrategias básicas para organizar el entorno son: eliminar todo aquello que compite con nuestros objetivos, y añadir todo aquello que los favorece.

 

 

39. Sitúate cada día en tu zona de aprendizaje

No basta con acumular horas y más horas de pantalla para desarrollar el tipo de aprendizajes y observaciones que pueden llevar tus resultados a otro nivel, al contrario, debes progresar situándose siempre fuera de tu zona de confort y pidiéndote más. Si te limitas a hacer más de lo que ya sabes hacer no mejorarás tus resultados, como mucho los mantendrás. Para ir más allá, es imprescindible que salgas fuera de lo que te es fácil hacer.

Piensa en una personas que está interesada en hacer crecer sus músculos. Mientras se mantenga moviendo pesos y ejercitándose en la franja para la que ya están adaptados no habrá crecimiento. Tiene que ir más allá y estresarlos de forma constante. Someterlos a un tipo de esfuerzo cuya respuesta no pueda ser otra que una readaptación.

No mejorarás la calidad de tus observaciones si haces más de lo mismo, no mejorarás tu análisis ni tus entradas, no mejorará la gestión de tus posiciones ni la capacidad de recuperar tu centro y de mantener tu foco si te limitas a repetir, día tras día, el mismo tipo de demanda y exigencia para el que ya estás preparado.

En cambio, si te fuerzas constantemente a ir más allá a tu mente no le darás otra salida que progresar. Si estás fuera de tu zona de comodidad y te mantienes ahí el tiempo suficiente la respuesta adaptativa de tu mente será la realización de nuevos aprendizajes que hagan más sencillo estar en ese nivel.

Eso es algo que tienes que forzarte a hacer. No repitas lo mismo esperando un resultado nuevo. Exígete mejores resultados, mejores observaciones, una mejor gestión, siempre y cada día. No cierres tu sesión de trabajo sin haber hecho una observación nueva, sin haber planteado nuevas preguntas y buscando nuevas respuestas.

No es necesariamente cómodo, pero si haces eso tu progreso será imparable.

 

40. Aprende a reentrar

Esta es una habilidad muy interesante de desarrollar. Imagina que estás comprado, el mercado se mueve a tu favor y te encuentras ante un beneficio potencial interesante. Por delante sigue habiendo recorrido potencial pero el precio parece que no está dispuesto a avanzar sin hacer antes algún tipo de retroceso, te preguntas si ese potencial retroceso será profundo, y si realmente luego reanudará en la dirección que tu anticipas, o por el contrario, si estarás esperando un retroceso que será en realidad un cambio de tendencia que te llevaría a devolver la totalidad de tus ganancias potenciales y tal vez a asumir una pérdida ¿qué haces?

Si sabes entrar en el mercado no tendrás miedo de tomar beneficios ante un potencial retroceso. Te quedar fuera, realizas una ganancia, y luego, si el mercado reanuda el movimiento que estabas trabajando tu te reincorporas.

Para poder hacerlo necesitas confianza en tu capacidad de volver a entrar. A muchos traders les cuesta salir por miedo a no saber reincorporarse, no quieren quedarse fuera de un recorrido potencial mayor pero, ¿por qué debería ser así?

Si llevas ganado 300$ potenciales y estimas un recorrido que haga ganar otros 200$, pero te enfrentas a una posible corrección, tomas esos 300$ y observa el retroceso, si es más profundo de lo que pensabas podrás entrar a un mejor nivel y tal vez sacar 300$ más en vez de 200$,  si el retroceso es tan profundo que rompe la estructura que operabas y el precio genera un cambio de tendencia te habrás ahorrado devolver dinero, y si el retroceso no existe y justo cuando sales el movimiento reanuda rápidamente en la dirección que llevabas entra de nuevo, a mercado. Aprende a hacerlo y tendrás un recurso muy potente en tu haber, y si te pierdes una parte del recorrido tampoco habrá pasado nada porque tu ya has hecho caja.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *