100 ideas para mejorar tu trading: Ideas: 1 a 10


En esta serie quiero aportar ideas y conceptos sencillos con las que colorear tu trabajo como trader. Comencemos:

Idea 1. Especialízate:

Toma un solo set up, un solo mercado, un solo marco de representación, una sola forma de salir, y domínalo. En vez de tener varias opciones en tu mente te centras en una sola y te conviertes en un especialista. Debes llevar a ser el que mejor domina determinado escenario. Ahí yace tu fuerza. Cuando domines un escenario, cuando tengas un patrón completamente integrado, sin que haya excepciones que desconozcas, sin lugar para la duda, da un paso nuevo. Con esta idea lo que buscas es simplificar tu trabajo. 

Muchos traders en ciernes se complican buscando la perfección. Algo así como: “Cuando domine todo el análisis técnico, seré consistente, o cuando tenga un conocimiento perfecto ganaré” pero eso no es necesariamente la mejor forma de progresar. En cambio, tomar una pieza pequeña, y especializarte en ella, ser el mejor en esa pieza, te permite capitalizar sobre un conocimiento privilegiado. Deja a los demás la visión de conjunto, tu no la necesitas, solo estás interesado en una pequeña pieza que te de una ventaja en el mercado,

La idea es que comiences a experimentar el éxito. Lo que busca este concepto es que cimientes tu confianza con pequeños pasos positivos que vayan alimentando tu seguridad y te den el ánimo necesario para avanzar. Progresar desde el éxito es mucho más sencillo. En vez de posponer el éxito a un momento futuro en el que domines todos los aspectos de tu sistema, opta por comenzar a ganar desde ya, en pequeño pero de forma constante. Sin complicaciones, sin filigranas. Una entrada, en un escenario, para una gestión sencilla y cerrada es todo lo que necesitas. 

A partir de ahí, cuando estés con una curva ascendente y acumules victoria tras victoria considera añadir otro escenario, pero no antes.

Idea 2: Analiza tus resultados:

No dejes tu progreso en manos del azar, ni esperes hacerlo bien por casualidad, ni por iteraciones infinitas. Al contrario, analiza tus resultados como un científico en busca de áreas de mejora.

Tienes que permitir que tus datos te hablen. Leerlos, estudiarlos. Y no me refiero a si estás ganando o perdiendo. Más bien observa todas tus operaciones y pregúntate en qué medida se ajustan a tu trading plan.  Si la respuesta es menos que un 100% toma nota y disponte a trabajar sobre ese aspecto. Tu objetivo es ejecutar tu trading plan a la perfección, no tener un trading plan perfecto, pero necesitas partir del análisis de tus resultados, no solamente cuantitativos, sino también cualitativos.

Si una operación no se ajusta a tu trading plan tu quieres saber en qué difiere, y el porqué. El que tiene que ver con aspectos técnicos: tal vez en tu TP has establecido que esperarás una vela de confirmación para entrar, pero en la realidad ves operaciones en las que anticipas tu entrada (e insisto en que esto es indistinto del resultado de esa operación, que no importa si es ganadora o perdedora, solamente si encaja al 100% con tu TP), en ese caso, si anticipas para seguir con el ejemplo, el qué está claro: no esperas la vela de confirmación. Ahora necesitas encontrar el porqué, qué tiene que ver, por lo general, con tu diálogo interno, esto es, con lo que te has dicho en tu cabeza justo antes de anticipar la operación.

Tal vez que el precio iba a escapar sin ti: FOMO, o tal vez que ya tenías suficiente información para decir, o tal vez que tu “sabías” como iba a cerrar la vela. Y en ese caso analiza este diálogo y asegúrate de identificar su intención positiva: sin duda hay algo de valor en lo que has hecho: no querías perderte una oportunidad, o no querías perder tiempo, o no querías aguantar con la sensación de incomodidad a que finalizara la cotización.

Y sigue con tu análisis: ¿Qué posibilidades tienes de ser consistente si te saltas el TP? Se reducen drásticamente. Tienes que ejecutar con consistencia para ser consistente. Es un requisito si ne quan non.

Cada operación que tomas puede ser clasificada entre correcta o incorrecta, no por el resultado, sino por lo ajustada que está a tu trading plan. Es correcta si la operación encaja con el plan de trabajo que habías trazado, y es incorrecta si cae fuera de ese plan, y eso es independiente de si te ha hecho ganar dinero o no, insisto. Necesitas estar en disposición de analizar los resultados que obtienes desde este parámetro porque no puedes permitirte tomar operaciones incorrectas, y hacerte creer que lograrás así la consistencia.

Haz las paces con esa parte de ti que, buscando lo mejor, te lleva a apartarte del camino real.

Y si resulta que lo que se desprende de tu análisis es que es mejor añadir ese cambio entonces añádelo, pero asegúrate entonces de que harás lo mismo en todas las futuras oportunidades. Si añades una modificación en tu TP esa modificación es la ley. 

Idea 3: Elimina tus puntos débiles 

Debes aspirar a una operativa perfecta. Lo que no quiere decir una operativa sin pérdidas, sino una operativa sin errores. Para avanzar hacia ese objetivo plantéate conocer y eliminar tus puntos débiles. Necesitas saber qué haces para alejarte de la perfección ejecutiva: tal vez tiendas a aguantar demasiado en una operación ganadora porque ambicionas unos resultados desajustados, o tal vez haces lo contrario y sales rápidamente, puede que tiendas a “dilartar” tus stops para que tus operaciones negativas “respiren”, o que tu debilidad sea la tendencia a saltar antes de tiempo y sin planificar. Lo que sea que te afecte debes eliminarlo.

Para ello lo mejor es tener una lista de trabajo con la que planificar tu avance. En vez de dejar en manos del azar o de la buena voluntad tu progreso, lo que harás será tomar tu lista y disponer tu enfoque para la semana en una área específica. Si tu punto débil es que no registra los detalles de tu operativa y luego, cuando quieres repasar tu trabajo, no estás en disposición de saber qué hilo mental estabas siguiendo, te centraras en mejorar simplemente ese aspecto. Ya tomarás otras áreas de mejora cuando te hayas librado de esta.

Así, al pasar por tus puntos débiles uno por uno, lograrás una curva de mejoría notable. 

Comprende lo absurdo que sería estar ganando dinero con tu trabajo por un lado y estarlo perdiendo por otro. Sin tus puntos débiles ¿cuanto mejor serían tus resultados? Probablemente mucho mejores. Esos puntos débiles te cuentan dinero así que irás a por ellos.

Ten claro que mientras unos operadores cierran la pantalla tras la sesión de trading y se van a descansar, otros siguen analizando sus resultados y trabajando en sus áreas de mejora. Mientras tu duermes hay equipos de traders perfeccionando sus estrategias, sus tácticas y sus políticas de gestión de la posición. Tu tienes que conseguir ser la mejor versión de ti mismo, y ese es un trabajo en el que progresarás rápidamente si vas eliminando, uno a uno, tus puntos débiles.

Idea 4: Céntrate en tus fortalezas

Todos tenemos áreas que se nos dan mejor y áreas que se nos dan peor. En esta ocasión te invito a identificar tus puntos fuertes. ¿En qué destacas? ¿En qué eres especialmente bueno? ¿Si hablase con aquellos que mejor te conocen, con tus amigos, con tus conocidos, con tu familia, qué destacarían? Tus talentos, sean cuales sean deben estar a tu favor.

Y no creas que debes limitarte a habilidades técnicas del tipo; se me dan muy bien las matemáticas, o soy muy bueno con las hojas de cálculo. Si esto es así, genial, aprovéchalo. Tritura los datos, busca la cuantificación de tus ventanas de oportunidad y de tus estrategias de gestión, pon esos talentos a trabajar para ti, pero también te vale con virtudes más “soft”. 

Si tus amigos me cuentan que eres muy divertido, y que siempre tienes un comentario gracioso para soltar por esa boquita, aprovéchalo a tu favor. Eso es genial porque te permitirá quitarle hierro a las series de operaciones negativas, por ejemplo. Tomarte la operativa con humor te dará distancia y te permitirá mantenerte desapegado.

O si tu familia me dice que eres una persona fiel y comprometida, aprovecha eso a tu favor. Esa lealtad aplícala a tu trading plan y se fiel a lo que ahí recojas por ejemplo, y ese compromiso que sea para tus objetivos y para tu plan de trabajo.

Se trata de que identifiques en qué destacas por encima de los demás y de que capitalices sobre eso que te hace especial, sea lo que sea. 

A mi me resulta fácil generar una visión de conjunto  y relacionar las partes con el todo. Eso lo aplico a mi operativa en la que genero una historia en mi cabeza de qué es lo que está sucediendo desde el punto de vista de los grandes operadores y de sus limitantes, si están comprados identifico las áreas en las que encontrarán liquidez, y puede partir de un gráfico mensual para llegar un gráfico de ticks. Luego tomo la capacidad de relacionar las partes y analizo cada elemento técnico para que aumente la coherencia de mi análisis.

Idea 5: Haz tu trabajo interior

No lo dejes para más adelante. El mejor momento para aprender a conocerte fue hace diez años, pero el segundo mejor momento es ahora. Comienza hoy. 

El trabajo exterior es el más fácil y divertido, pero el obstáculo que se interpone entre tus resultados actuales y la mejor versión de ti mismo es probablemente interior.

Eres tú hablándote a ti mismo el que se hace entrar a destiempo, el que se hace dilatar el stop, no esperar el set up perfecto, es esa voz en tu cabeza la que te critica, la que te dice que salgas mucho antes de que el precio llegue a su target, la que te mantiene innovando en vez de ejecutando.

Si operas con un sistema cuantitativo la ventaja está en el diseño del sistema, si operas con un sistema discrecional la ventaja está en ti, y debes cuidar al máximo esa ventaja. Debes saber quién eres, qué te mueve, que te emociona y que te frustra, a qué responden tus cambios de humor y para qué es importante que logres el éxito. Tienes que conocer a esa parte de ti que te anima a proteger las posiciones en BE y que te machaca cuando el precio retrocede y te saca.

Esa una parte que esconde un tesoro porque tu seguirá viviendo siempre en ti. Eres el testigo de todos tus recuerdos, de todas tus aventuras y tus desventuras. Hacer el trabajo de conocer qué te mueve a hacer lo que haces, a sentir lo que sientes y a desear lo que deseas puede ser tremendamente liberador.

Idea 6: Cierra un trading plan

Hazlo ya, hoy, ahora. No demores ni un minuto más. Recuerda que lo perfecto es enemigo de lo bueno. No necesitas un trading plan perfecto, necesitas un trading plan cerrado y finito, que indique qué harás y qué dejarás de hacer, cómo lo harás y en qué escenarios.

No tiene que llevarte más de 15 minutos tener una versión operativa con la que poner a prueba tu disciplina. No se trata de que elabores un documento exhaustivo que recoja 100 ejemplos de cada escenario. Ese trabajo bibliotecario puede ser muy interesante pero es para otro momento. Ahora tienes que comprometerte con un único curso de acción, con unas reglas inmutables e inviolables. 

Es tu obligación confinar las infinitas conductas con las que eres capaz de expresarte, en un conjunto cerrado que te de una ventaja. Te debes a eso. Como trader no hay otro camino. No lograrás el éxito improvisando, no lograrás la consistencia si no ejecutas de forma consistente y no puedes ejecutar de forma consistente si no tienes unas directrices cerradas. 

E insisto, no necesitas que sea una tesis doctoral ni un paper. Necesitas que tenga sentido para ti y que cierre y confine tu desempeño. Después, con el TP cerrado en versión Beta ya progresarás, cuando te comprometas a seguir esas directrices verás que el trading en su esencia es sencillo, que la clave está en seguir unas pautas una y otra vez. Tu TP te llevará a ganar más que a perder, no evitará que tomes operaciones negativas ni ese es su propósito, pero te mantendrá alejado de escenarios inadecuados y ajustará y limitará tu riesgo, lo que te llevará a dejar de perder primero, a lograr el BE luego, y finalmente, pero antes de lo que imaginas, a conseguir acumular ganancias, pequeñas a principio, más importantes luego.

Pero sin TP no tienes la capacidad de ser consistente y tus resultados, en consecuencia, serán aleatorios; unos días ganarás, otros perderás, y te sentirás inseguro y empujado a innovar y a seguir modificando lo que haces. Ese es un camino condenado al fracaso.

En cambio, con el TP cerrado tienes una marca contra la que medir la calidad de tu desempeño. Ya sabes que tu objetivos es ejecutar el 100% de las oportunidades ajustándote perfectamente a esas directrices, e independientemente del resultado económico.

¿Y qué pasará cuando comiences a ganar, aunque sea en pequeño? Que te darás cuenta, tal vez por primera vez, que el éxito no depende de tu capacidad de improvisar, ni de lo afinado que estés, sino que yace en la estructura misma de tu TP. Que una vez escrito tu trabajo es de ejecutor.

Con esas primeras ganancias vendrá la confianza que te dará la energía suficiente para ir un paso más allá, para perfeccionar ese TP. una vez has comprendido la importancia de tu TP en tu éxito querrás mejorar ese TP, no complicando con más escenarios, más excepciones, y con más dificultad, sino profundizando en el análisis de sus apartados. Entrando a mejorar el detalle de tus set ups, el detalle de la generación de contexto, el detalle de la política de gestión de la posición y de la política de riesgo, etc.

Ahí sí podrás, por que querrás hacerlo, añadir galerías de ejemplos, y contra ejemplos, de casos, de supuestos, de excepciones. El mismo TP que escribiste en 15’ pero con mayor detalle.

Tu TP es el mapa que debes seguir para desenterrar el oro al que aspiras.

Idea 7: No innoves ni cambies nada

Efectivamente, uno de los principales obstáculos es el deseo de cambiar las cosas y añadir más y más modificaciones. Aléjate de eso lo antes posible y con toda tu fuerza mental. Reconoce y acepta ese deseo, pero obsérvalo como una tentación, como un canto de sirena. Por más tentador que te parezca, por más sugerente que lo veas, no lo persigas y mantente fiel a tu TP.

Innovar y modificar lo que haces puede jugar un papel el tu vida como trader, pero no es algo que necesites para nada al comienzo de tu carrera. Deja ese trabajo para mucho después de haber consolidado tu consistencia.

Cuando estés ganando a espuertas y tengas la confianza necesaria en lo que te está llevando al éxito, puedes darte permiso para comenzar a innovar, pero no antes. No durante tu camino hacia la consistencia.

Piensa que cada vez que haces algo nuevo como trader, ya sea trazar una TL de forma diferente, o cambiar los parámetros por defecto de un oscilador, ya sea añadiendo un filtro, o modificando la forma en la que tomas beneficios, regresas instantáneamente a la casilla de salida. Es como el juego de la oca. Te acaban de comer la pieza y estás de nuevo al comienzo de todo.

La experiencia que tenías hasta ese momento no te sirve directamente, al añadir un elemento diferente el sistema se modifica, es otro sistema, con otras reglas, comportamientos y necesidades.

Si haces eso de forma regular, si vas innovando y cambiando tu forma de operar, no lograrás la maestría necesaria y permanecerás siempre como un novato. No te sirve de mucho ser un novato en 20 sistemas diferentes, Es mucho más provechoso ser un experto en un solo sistema, método o modelo.

Pregúntate ¿qué se esconde detrás de tu deseo de innovación y cambio? ¿Es la necesidad psicológica de responder al aburrimiento? ¿Es la necesidad psicológica de encontrar una forma de minimizar, por qué no, eliminar completamente tus operaciones perdedoras? Ojo, esta no es la mejor forma de conseguir el éxito.

Da un paso al lado. Entiende que no necesitas responder a esas necesidades. Que puedes limitarte a observarlas y a dejar que pasen.

Quédate con una forma de trabajar en la que puedas ir añadiendo horas y horas de pantalla, con un mercado, con un marco de representación, con un  modelo de análisis y con una forma de gestionar, y recuerda que ya innovar cuando te hayas demostrado que eres consistente.

Idea 8: No persigas el dinero, persigue tus set ups

No te lances a perseguir el precio, no saltes al mercado cuando veas un movimiento acelerado. Piensa de forma distinta, céntrate en localizar tus set ups: el conjunto de elementos que sabes que te dan una ventaja cuando suceden de determinada manera, en determinada zona.

No persigas las ganancias, no busques ganar tanto en una operación, líbrate de esa mentalidad cortoplacista que puede atraparte en una gestión inadecuada. Si piensas en lo que vas a ganar, puedes desatender las reglas de tu TP. La codicia, o el miedo, pueden dejarte ciego a lo que es verdaderamente importante: que sigas tus reglas. Son ellas las que te dan una ventaja.

En vez de perseguir el dinero, persigue tus set ups. Entrénate para ser el mejor en localizarlos y en ir a fondo en sus condicionantes. Atiende a la zona en la que aparecen, al relato mayor de lo que supuestamente está sucediendo, a los elementos primarios y secundarios que los apoyan. Anticipa qué es lo que debe suceder para que determinada configuración te de una ventaja, y busca esos elementos. Tu foco puesto en la identificación inequívoca de esos elementos, no en el dinero.

El dinero llegará como la consecuencia lógica de explotar la ventaja contenida en tus Set Ups. No porque tu corras detrás de él. Que ese sea tu mantra.

Idea 9: Trabaja fuera del mercado

Sí, frente a la pantalla vas a desempeñarte con concentración, foco y dedicación, y desarrollarás buenos hábitos y rutinas adecuadas, pero fuera del mercado debes hacer tus deberes y específicamente en dos grandes áreas:

Necesitas ocuparte de los aspectos relacionados con tu operativa: registrar tus operaciones, anotar tus pensamientos tras cada entrada, tus principales obstáculos interiores, tus pifias. Tienes que triturar tus datos, cuantificar tus ventajas, eliminar aquellas partes menos buenas de tu operativa, en definitiva: es importante que te ocupes de todos los detalles que tienen que ver con tu trading, pero eso no es todo.

Igual de importante, sino más, es que trabajes sobre ti mismo y sobre los aspectos que circunvalan tu operativa. Estás en una profesión de alto rendimiento, como un atleta olímpico, como un purasangre, y debes cuidarte como lo haría un atleta y mejorar tu alimentación, tu descanso, el ejercicio que haces. Tienes que dormir 8 horas como mínimo, y eso no va a pasar si no lo diseñas y le pones energía y le das prioridad. Debes mejorar tu alimentación comiendo comida de verdad en la cantidad adecuada, en los momentos adecuados, y de la forma correcta. Tienes que entrenar tu cuerpo con ejercicios ajustados a tus necesidades, tienes que ir al fisio o al masajista para que puedas estar centrado frente a la pantalla. Prestar atención a tus cervicales, y a tus lumbares, pero también a tu vista que necesita alejarse de la pantalla y relajarse.

Pero también te debes a tu entorno social y necesitas cuidarlo: el tiempo que estás con tu familia, con tus amigos, cultivando relaciones significativas. No lo dejes en manos del azar. Si ahora no está sucediendo no sucederá a menos que lo programes y lo priorices. Eres un animal social y los estudios de qué disponemos correlacionan directamente el tiempo de calidad con nuestro entorno social con mayor satisfacción personal y felicidad.

Pero eso no es todo. Tienes que ocuparte de los otros aspectos de tu mente: estimularla con algo más allá de trading, una buena lectura, un buen debate, un buen puzzle, un paseo en solitario por el bosque.

Trabaja fuera del mercado para que frente al mercado puedas rendir al máximo. 

Idea 10: Establece una rutina pre operatorio

Las rutinas son tu aliado. En vez de dejar a la improvisación, a la memoria o al momento, qué debes hacer, establece un protocolo y libera tu mente de esa funciones de bajo valor añadido. 

Diseña una rutina una sola vez y síguela a partir de ahí. Perfeccionarla para que contenga todos los aspectos que necesitas monitorizar y para que se transforme en una ventaja para ti. Descarga en la rutina la parte más pesada del trabajo y preserva la memoria RAM de tu cabeza para tareas de alto valor cognitivo.

¿Qué debe contener esa rutina? Básicamente todo aquello que es necesario hacer antes de operar para que, cuando estés frente al mercado hayas maximizado tus opciones de éxito.

Tal vez establezcas unas condiciones de validación o invalidación de tu propio estado de ánimo. Si no las cumples no operas. Si estás falto de sueño, ofuscado, demasiado eufórico, o enfadado, no operas. En ese caso tu rutina contendrá un apartado para verificar que cumples con tus condiciones.

Puede que decidas establecer una forma de análisis que de la información generada en las sesiones anteriores. En ese caso escribirás en qué consiste específicamente: a qué entenderás, que debes verificar, que quieres ver, etc.

Luego puede que quieras repasar las posibles contingencias: que tu linea de internet esté funcionando correctamente, que dispongas del teléfono de tu broker a mano, que tengas tal vez alguien que pueda sacarte del mercado si te quedas sin acceso a la terminal, que has activado el SAI por si se corta la luz, lo que necesites para estar preparado antes las eventualidades.

También puede ser importante que estés atento a las posibles noticias que podrían mover el mercado. En ese caso decide qué fuentes utilizarás y cómo las tendrás en cuenta.

Lo mismo para los posibles festivos en USA. Si estás operando en mercados americanos, lo que es muy habitual, quieres tener presente los días en los que ahí es festivo y que son laborables donde tu resides.

En definitiva, lo que quieres es establecer una serie de pasos que puedas seguir de forma sistemática y que pongan frente al mercado con los deberes hechos,.

No puedes permitirte trabajar como un aficionado si vas a competir contra los mejores.

Deseo que alguna de estas ideas te inspire a hacer algo un poco mejor y que eso suponga un paso adelante para ti.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *