10 mitos y leyendas sobre la diosa Atenea


La mitología griega es cautivante tanto por las maravillas que cuentan sus historias, como por la creencia de que sus protagonistas existieron en la realidad. Para los griegos, su historia mitológica es solo un reflejo de cómo vivieron sus antepasados, en un mundo donde todo era posible y los humanos tenían un vínculo más fuerte con la naturaleza. Es por ello, que hasta el día de hoy, estas historias y por sobre todo sus enseñanzas siguen vigentes.

Las leyendas de la antigua Grecia también son de gran importancia pues dieron origen a la literatura de esta nación, una mezcla de heroísmo, poesía y entretenimiento que sigue siendo inspiración para muchos artistas.

Un punto fuerte de esta mitología es que tenía a personajes masculinos poderosos, pero también a figuras femeninas de gran impacto que demostraron la valentía y coraje de la mujer desde el inicio de los tiempos. Una de esas figuras es la diosa de la sabiduría y la guerra, Atenea.

Por ello, en este artículo te contaremos algunos mitos interesantes y que de seguro desconocías sobre la vida y obra de esta diosa.

¿Quién era Atenea?

Es conocida por ser la diosa de la sabiduría, de la guerra estratégica y protectora de las civilizaciones. Hija del dios padre Zeus y muchos eruditos concuerdan en que era su hija favorita, es representada por ser una mujer fuerte, justa y valiente que no teme en enfrentarse a sus enemigos y proteger a los que están bajo su mando.

Se mantuvo perpetuamente como una mujer virgen pues, para ella lo más importante era adquirir habilidades de sabiduría y conocimiento, desdeñando por completo todo lo relacionado a los vínculos sexuales. Retratándola incluso como un ser asexual y andrógino.

Se dice que esta es la diosa de la mitología griega con más representación en todo el mundo, podemos encontrar vestigios de su admiración por las personas desde las antiguas colonias Griegas ubicadas en Asia Menor, en algunas partes de la India, en regiones de Iberoamérica y África del norte. Fue también la patrona protectora de varias ciudades de Grecia, pero es bien sabido que era diosa regente de la ciudad de Atenas.

Curiosidades de Atenea

Tanto su nacimiento, como su vida y obra está llena de misterio, haciendo a esta diosa una mujer de armas tomar, a la cual hay que admirar y temer en partes iguales.

  • No solo decidió permanecer virgen para toda la eternidad sino que, era de obligación que todas las doncellas de su templo también hiciesen un voto de castidad y si lo rompían eran expulsadas de su templo o castigadas.

  • Su nacimiento es un elemento de discusión entre los estudiosos de la mitología griega, pues existen 3 posibles nacimientos de esta diosa.

  • Algunos eruditos aseguran, basándose en el mito de Medusa, que Atenea tenía envidia de las mujeres atractivas y voluptuosas pues ella no poseía ninguna de esas características atractivas.

  • Así mismo, aseguraban los estudiosos de la mitología, que ella era la hija prodigiosa y preferida de Zeus, por lo cual siempre le concedía favores.

  • Pertenecía al alto mando del Olimpo conformado por los 12 dioses principales. Teniendo un lugar honorífico por ser la preferida de Zeus y una de las más valoradas.

Mitos y leyendas sobre la diosa Atenea

Estos son los mitos y leyendas que envuelven la vida de una de las diosas más importantes de la mitología griega

1. El nacimiento de Atenea

Este es quizás el mayor mito de todos sobre Atenea. Su nacimiento tiene una gran particularidad, no fue de forma natural, sino que fue a través de un proceso partenogenético por parte del propio Zeus. Es decir, nació de él. En los textos de Hesíodo se menciona el nacimiento de Atenea, luego de que Zeus ‘encerrara en su vientre’ a su primera esposa Metis, una oceánide titán.

Esto se debió a una profecía que indicaba que la mujer del dios iba a dar a luz a futuros dioses que serían más fuertes y poderosos que él, por lo que preso del miedo, decidió tragarse a su esposa, pero ella ya estaba encinta con su primera hija.

Con el paso del tiempo, Zeus se quejó de dolores de cabeza, por lo que pidió a Hefesto que abriera su cabeza con su hacha y una vez hecho esto, salió disparada al mundo Atenea, quien poseía ya una figura adulta, junto a su vestimenta y armadura. Debido a que brotó del cerebro de Zeus se le adjudicaron sus dones para la sabiduría.

2. Otros nacimientos

Existen dos versiones más acerca del nacimiento de la diosa Atenea, uno como hija de un gigante alado llamado Palas, quien intentó tomarla luego a la fuerza, en su defensa, le arrancó la piel y las alas para utilizarla luego como parte de su Égida protectora.

La última versión la coloca como hija de Poseidón y la ninfa Tritonis, pero luego de un tiempo, esta se enojó con su padre y fue a refugiarse a los brazos de Zeus, quien la adoptó como hija propia.

3. Fundación de la ciudad de Atenas

Conocida como una de las principales ciudades de Grecia, fue el foco de una gran lucha entre dioses por el derecho de gobernarla. Al ser fundada esta ciudad, los pobladores necesitaban la guía y protección de un dios, pero había un interés muy particular en la misma pues era una metrópolis de gran cultura y estabilidad económica.

Poseidón clavó con fuerza su tridente en la tierra, del cual brotó un afluente de agua salada. Sin embargo, por la naturaleza de la misma, los pobladores no podían aceptarla ya que arruinaría los cultivos y marchitaría la tierra.

Aprovechando el descuido, Atenea plantó un árbol de olivo, del cual sus frutos otorgaban alimentos y otros beneficios para los pobladores, además era el símbolo de la paz, por lo que los ciudadanos no dudaron en elegirla como diosa gobernante.

4. Los ojos del búho

Tras posicionarse como regente de la ciudad de Atenas, la diosa les enseñó los habitantes a cultivar y cuidar árboles de olivo, con lo cual pasarían a comercializar aceite de olivo y aumentar las ganancias de la metrópolis. Pero además, le aseguró que a través de las hojas de las plantas de olivo ella los estaría vigilando y cuidando. Por lo que cada noche, cuando la luz de la luna se reflejaba en las hojas, volviéndose de color plata, los ciudadanos creían que era la diosa Atenea quien los observaba.

Este mito da pie a la leyenda del búho, criatura que los griegos consideraban un símbolo de la sabiduría y la paz, a la vez que, como aparecía de noche se le atribuyó la característica de ser la representaci;on animal de la diosa Atenea.

5. Atenea vs Ares

Aunque ambos son considerados dioses de la guerra, la leyenda cuenta que Atenea se oponía por completo a los conflictos armados y en su lugar prefería optar por los arreglos no violentos. Así que siempre se anteponía a la lucha otorgando consejos y guía a los soldados para evitar los derramamientos de sangre, así se relaciona a Atenea como señora de la estrategia militar.

En el lado opuesto, está su hermano Ares, quien personifica el gusto por la batalla, la sangre y el sabor de la gloria. Por lo que le desagradaba la forma en que su hermana veía la guerra y constantemente se burlaba de ella.

Sin embargo, se dice que Ares nunca llegó a derrotar en ningún enfrentamiento a Atenea, ya que en realidad era un dos cobarde que disfrutaba de los conflictos, pero solo como espectador, nunca involucrándose en las peleas.

6. Las piedras mágicas

Otro mito que rodea a los hermanos dioses de la guerra es el de las misteriosas piedras mágicas. La leyenda habla sobre una de las tantas batallas de los macedonios contra los griegos, quienes se veían continuamente asediados por el deseo de los macedonios de conquistar las principales ciudades-estados de Grecia.

Ares, no estaba de ningún lado pues el solo se deleitaba de observar una buena batalla en un puesto privilegiado, mientras que Atenea estaba del lado de los griegos, quienes solo defendían sus tierras. Indignada de la reacción de su hermano, esta tomó una roca pesada e impactó en la cabeza de Ares, dejándolo inconsciente

Tiempo después el rumor de que el gran dios de la guerra fue vencido por una roca mágica, unos hermanos campesinos, optaron por probar suerte. Hartos de que no pudiesen cultivar en paz, decidieron tomar un montón de rocas y esperar a que Ares apareciera en el campo de batalla, Una vez que lo hizo, tuvieron la osadía de arrojar piedras a este, quién de nuevo quedó inconsciente.

Los hermanos, lo encerraron en una enorme vasija y pudieron hacer crecer sus tierras durante mucho tiempo en paz y prosperidad. Hermes, luego rescató a Ares y este nunca se volvió a aparecer en medio de las guerras.

7. La manzana dorada

Esta se dio lugar durante la celebración de las nupcias de Tetis y Peleo, padres del gran héroe Aquiles. En esta hizo acto de presencia la diosa de la discordia, Eris, la cual no había sido invitada para evitar conflictos en un día tan especial. Sin embargo, indignada y furiosa, ella apareció durante la cena y arrojó con desprecio una manzana dorada, diciendo que era un regalo para la más hermosa y sin más palabras se fue.

Todos quedaron en silencio pues ¿Quién de todas las deidades presentes era la más hermosa? Atenea, Hera y Afrodita comenzaron a discutir porque cada una de ellas se sentía como la más hermosa. Para resolver el conflicto, de una manera neutral, Zeus eligió a Paris, quien parecía ser un humilde campesino para que tomara la decisión.

Las diosas involucradas hicieron alarde de sus dotes y dones, ofreciendo promesas a Paris para ser elegidas. Sin embargo, Paris eligió a Afrodita, se especula que fue tanto por su belleza como por el regalo que le prometió, el cual fue que darle el amor de la mortal que el más deseara. Logrando la furia de Atenea y Hera

Cuando se enteraron que en realidad Paris era el príncipe de Troya, Atenea y Hera se enojaron aún más y le declararon la guerra al mismo.

8. La leyenda de la araña

Comienza con una joven, hija de un artesano muy reconocido, quien poseía un talento natural para crear los tejidos más intrincados y hermosos de toda Grecia. Su don era tan extraordinario que los pobladores comenzaron a creer que era un regalo de los dioses. Sin embargo, la joven de nombre Aracne, rechazaba por completo ese cumplido y se burlaba de aquellos quienes ciegamente celebraban a los dioses.

Enojada y ofendida, Atenea viaja a la tierra disfrazada de anciana para retar a Aracne en un duelo de tejido. La intención era que, tras ganar el duelo, la diosa le enseñaría una lección de humildad a la joven y la haría retractarse de sus ofensas. El duelo dio lugar y la diosa creó un bellisimo escenario de su batalla contra Poseidón por el reinado de Atenas.

Sin embargo la joven, realizó un tejido bordado con 22 escenas de infidelidades de los dioses, otra gran ofensa que la diosa no dejaría pasar. Revelando su verdadera identidad, Atenea destrozó el bordado y humilló a la joven quien se arrepintió por molestar a los dioses y se dice que se quitó la vida por la vergüenza.

Atenea se apiadó de su alma tras este acto y la convirtió en una araña y su hilo sería la telaraña con la que construiría los tejidos más hermosos, los cuales serían admirados por todos en el mundo.

9. Mito de Medusa

Todos conocemos a Medusa como la criatura Ctónica con serpientes como cabello y mirada petrificante, pero no todo el tiempo fue así. De hecho era una joven doncella, que fungía como sacerdotisa en el templo de Atenea. Se dice que gozaba de una enorme belleza, astucia y sensualidad, dotes que la diosa envidiaba.

Un día, Poseidón preso de su deseo por la joven Medusa se coló en el templo de Atenea para estar con la sacerdotisa por la fuerza. Atenea, al enterarse no sólo expulsó a Medusa de su templo, sino que su disgusto fue más allá, transformándola en un criatura horrible, todo lo contrario a lo que una vez fue.

10. El escudo de Medusa

El castigo impuesto por la diosa tenía como intención que nunca jamás otro hombre volviera a desear a medusa, pero curiosamente tenía el efecto contrario, los hombres iban a visitar a Medusa para estar con ella, pues seguía teniendo un atractivo cuerpo, corriendo el riesgo de ser petrificados por su letal mirada.

Medusa llena de furia, utilizó su fuerza para causar estragos en Grecia, atentando contra hombres que ella consideraba injustos y teniendo un poco de compasión con las mujeres. ya que no las lastimaba. Cosa que enfureció a la diosa, por lo que envió a Perseo, semidiós e hijo de Zeus, para traer su cabeza cercenada.

Perseo tuvo éxito y una vez que Atenea tuvo en su poder la cabeza de Medusa, la colocó en su escudo haciéndolo aún más poderoso.

Una diosa que es a su vez sabia y cruel. ¿Cuál de estos mitos sobre Atena ya conocías?

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *